Prohíben vender comida chatarra a niños en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Prohíben vender comida chatarra a niños en Oaxaca

Los padres y madres son quienes deciden qué pueden comer sus hijos, además que, quienes infrinjan esta reglamentación serán objeto de sanciones y hasta cárcel


Prohíben vender comida chatarra a niños en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Con 31 votos a favor, el Congreso local aprobó la prohibición de la venta de productos chatarra a menores de edad, por lo que Oaxaca se convierte en la primera entidad federativa en legislar este tipo de alimentos con lo que pretende combatir la obesidad y el sobrepeso infantil.

Como parte de la discusión que se llevó a cabo previo a la aprobación del decreto que modifica el artículo 20 Bis de la Ley de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes del Estado de Oaxaca, con el cual se prohíbe la venta, distribución, donación, regalo y suministro de bebidas azucaradas y alimentos envasados de alto contenido calórico a la población infantil, los diputados de Morena aseguraron que con ello se garantiza la salud de la niñez y no se afecta a la economía local.

Los integrantes de la Comisión Permanente de Grupos en Situación de Vulnerabilidad, señalaron que la obesidad ha alcanzado niveles alarmantes en México, pues es el país con mayor obesidad en América Latina. Según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), mientras Oaxaca ocupa el segundo lugar de los estados con mayor obesidad en adultos y en primer lugar en obesidad infantil. 

De acuerdo a los datos de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), alrededor de 28 de cada 100 niñas y niños del estado de entre 5 y 11 años padecen sobrepeso u obesidad. “Está científicamente identificado que son factores de riesgo para enfermedades crónicas entre las que se incluyen la diabetes, la hipertensión y el cáncer, también se ha establecido la involucración directa de estas enfermedades en el consumo de bebidas azucaradas y alimentos con muchas calorías o alimentos chatarra”, señaló la diputada Magaly López Domínguez. 

“No existe duda sobre lo nociva que resulta la comida chatarra, si ya nadie discute de la prohibición de la venta tabaco y bebidas alcohólicas a los menores de edad, tampoco debe cuestionarse que se les prohíba la venta de otro tipo de veneno como los refrescos y los alimentos chatarra”.

Dijo que los argumentos en contra del proyecto solamente se basan en aspectos económicos impulsadas por las grandes empresas trasnacionales que persiguen intereses oscuros, por lo que acató que no se prohibirá la venta del chocolate, tlayudas y tampoco se perseguirán a las tienditas de la esquina. “Buscamos que las niñas, los niños y adolescentes tengan una alimentación sana, que sean los padres quienes consideren si pueden consumirlo”.

En representación del Grupo Parlamentario del PRI, la diputada Yarith Tannos expuso que las épocas dictaroriales ya se acabaron, “somos parte de una democracia, el que se pretenda votar una iniciativa que no se ha socializado en la población es una irresponsabilidad, es nuestro deber escuchar las voces de los especialistas, padres de familias, quienes educan a nuestros hijos y de los empresarios”.

Aseguró que los legisladores del PRI, que nuevamente se ausentaron de sus labores, están a favor de la salud de los infantes, “pero prohibir la venta de bebidas azucaradas en un momento trágico que hoy estamos viviendo como país y estado es un gran golpe para las oaxaqueñas, los empresarios están en plena crisis económica, están haciendo hasta lo imposible por conservar empleos, fortalezcamos esta iniciativa pero de la mano de todos los sectores y no nada más de uno cuantos, es nuestra obligación escuchar a los panaderos, tejateras, neveros, a los que venden dulces regionales”.

El llamado de la priista no hizo eco entre sus compañeros legisladores, por lo que el resto de los morenistas, así como de las fracciones parlamentarias del Partido del Trabajo (PT) y Mujeres Revolucionarias, votaron a favor.

 


 

Relacionadas: