Alertan por iniciativa de privatización de semillas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Alertan por iniciativa de privatización de semillas

Con la reforma, se mercantiliza la base de la vida, es decir, las semillas y los alimentos

Alertan por iniciativa de privatización de semillas | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

La iniciativa de reforma a la Ley Federal de Variedades Vegetales pretende armonizar esta legislación con los postulados del acta UPOV91 y avanzar hacia la privatización de las semillas y el germoplasma.

Con ello se pretende despojar a campesinos y pueblos indígenas de sus semillas, como el maíz, un cultivo del cual México es centro de origen ya que por más de 330 generaciones productores de este territorio lo han domesticado y creado una gran cantidad de variedades, dijo Malin Jönsson.

La directora de Semillas de Vida, AC e integrante de la campaña Sin maíz no hay país, alertó que la iniciativa privatiza y mercantiliza la base de la vida, es decir, las semillas y los alimentos. 

“Representa la pérdida de libertades, violación de derechos y criminalización de los campesinos. En contraparte, protege los derechos de las transnacionales, porque el 94% de las semillas hibridas son propiedad de empresas privadas, el resto son de instituciones y centros de investigación públicos como Inifap. 

La iniciativa de reforma contribuye al monopolio de las semillas en el mundo ya que la compañía Bayer-Monsanto controla el 33% de todas las semillas del mundo y la iniciativa de reforma fomenta el beneficio de estas empresas.

Un claro ejemplo de la criminalización de los campesinos y productores indígenas es que la iniciativa contempla sanciones de hasta 6 años de cárcel y eliminar las cosechas de los campesinos si no son semillas compradas con patente, apuntó. 

Demandó a los legisladores federales no aprobar la iniciativa de reforma, que la dejen como está en su versión de 1996. “Es una inconstitucionalidad en la medida en la que viola derechos en la Constitución y tratados internacionales, como el derecho a la autodeterminación de los pueblos”.

En tanto, el Grupo de Estudios Ambientales (GEA) expuso que México enfrenta un nuevo intento de despojo de las semillas y la agrobiodiversidad a través de un entramado legal que pretende privatizar las semillas mediante de la adhesión al Acta UPOV91, que criminalizaría a los campesinos que utilicen semillas sin el pago de derechos de uso. 

Esto contraviene las prácticas milenarias de los pueblos y comunidades indígenas en lo que se refiere a la selección e intercambio de semillas, mismas que han permitido domesticar las plantas que nos alimentan hoy en día, como el maíz, la calabaza, los chiles, el frijol y muchos otros cultivos.