La paz se desvanece en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

La paz se desvanece en Oaxaca

La violencia le costó a cada oaxaqueño 100 pesos al día durante el año pasado; mientras que paz positiva en el estado es de las peores del país

La paz se desvanece en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Cada oaxaqueño gastó en promedio 100 pesos al día durante el 2019 como consecuencia directa de la violencia que impera en el estado, lo que representa que todo el salario mínimo se destina a buscar medidas de seguridad o para pagar los daños que causa la delincuencia en la entidad, así lo indica el Índice de Paz en México 2020, elaborado por el Instituto para la Economía y la Paz.

En total, Oaxaca gastó 151 mil millones de pesos para atender la violencia, es decir, 36 mil 643 pesos por persona. Los estados que más gastaron para contrarrestar al crimen en el 2019 fueron el Estado de México, con 574 mil millones de pesos, la Ciudad de México, con 342 mil millones de pesos y Guanajuato con 340 mil millones.

Según la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), el ingreso promedio mensual de cada oaxaqueño es de cuatro mil pesos, por lo que la paz le “roba” a los ciudadanos en la entidad, el dinero equivalente a nueve meses de salario.

“El impacto económico de la violencia per cápita varía considerablemente de un estado a otro en México, desde los 11 mil 714 pesos por persona de Yucatán hasta los 83 mil 926 pesos por persona de Colima. El impacto económico de la violencia en todo el país fue de 36 mil 129 pesos por persona en 2019. Esta cifra equivale a más de cinco meses de ingresos de un trabajador mexicano promedio”, destaca el estudio.

LA PAZ CAE EN OAXACA

Desde el 2015, año del primer informe, la paz en Oaxaca se ha deteriorado, cuando tuvo una calificación de 1.649 -mientras más baja sea la calificación mayor es el nivel de paz-; en el 2016 se calificó a Oaxaca con 2.165; en 2017 fue de 2.280; en 2018 de 2.578 y en 2019 se mostró una leve mejoría, al calificar con 2.572. Un punto positivo para Oaxaca fue que ya no se ubicó entre los estados con los peores indicadores de la paz.

Aunque la entidad mejoró dos posiciones en la tabla de Índice de Paz, para colocarse en lugar 13 a nivel nacional, el organismo detalló que Oaxaca ocupó el tercer peor lugar en el Índice de Paz Positiva, que mide entre otras cosas la distribución equitativa de los recursos, niveles de capital humano, buen funcionamiento del gobierno, buenas relaciones con los vecinos, bajos niveles de corrupción, libre flujo de información y la aceptación de los derechos de los demás. 

Las razones por las que Oaxaca se ubica en los últimos lugares de paz positiva, según el instituto, es que la tasa de homicidios de 2019 se quintuplicó con respeto a la de 2015. Ello se asocia a un alza considerable en la tasa de homicidios cometidos con arma de fuego, que aumentó más de seis veces. El fuerte incremento en la tasa de homicidios va de la mano con el de las tasas de delitos con violencia, delitos cometidos con armas de fuego y crímenes de la delincuencia organizada.

Además, desde 2015, la tasa de violencia familiar nacional se elevó 55.8 por ciento. El mayor deterioro tuvo lugar entre 2015 y 2016, cuando la tasa aumentó 19.4 por ciento. Oaxaca registró el incremento más alto en los últimos cinco años, ya que su tasa de violencia familiar llegó a 415 casos por cada 100 mil personas en 2019.

Desde 2015, a nivel nacional la tasa de robo se deterioró 51.3 por ciento; 19 estados retrocedieron y 13 mejoraron. Oaxaca tuvo el mayor deterioro en robo en los últimos cinco años, en vista de que su tasa se multiplicó por seis.

Otra de las circunstancias que llama la atención del Índice de Paz en México es la proporción ve violencia política, pues a pesar de tener muchos menos homicidios dolosos que los estados de Colima o Baja California, la tasa de asesinatos de políticos fue mucho más alta.

 

Relacionadas: