El IMSS sin vacunas contra el sarampión
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

El IMSS sin vacunas contra el sarampión

Los SSO podrían reprogramar la Jornada Nacional de Salud, después de la contingencia por el Covid-19

El IMSS sin vacunas contra el sarampión | El Imparcial de Oaxaca

Pese a que en la Ciudad de México hay un brote de sarampión, en Oaxaca el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) no cuenta con las vacunas contra este padecimiento, aunque lleva a cabo la Jornada Nacional de Salud del 23 al 27 de marzo.

En sus distintas clínicas y hospitales, así como personal de enfermería que ha instalado puestos de vacunación en zonas alejadas a las unidades médicas para evitar la concentración de personas, no aplica esta dosis a los menores de edad, pese a al riesgo de contagio y su propagación en la capital del país.

En el puesto de vacunación de la Clínica 38 del IMSS, el puesto de vacunación fue instalado en un espacio del Museo del Ferrocarril, para evitar que los menores y sus padres estuvieran cerca de otros derechohabientes.

Por otro lado, en la mayoría de las unidades médicas de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) y el ISSSTE, los puestos de vacunación no fueron instalados y podrían reprogramar fechas, solo después de la contingencia por el Covid-19.  

Y aunque en los SSO sí cuentan con la vacuna, ésta se ve limitada porque la mayoría de los médicos privilegia la atención a pacientes con enfermedades graves o de urgencias, para evitar la concentración de personas por Covid-19.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), el sarampión es una de las principales causas de muerte entre niños. Es una enfermedad muy contagiosa, causada por un virus que se puede adquirir en cualquier edad, incluso en la vida adulta si una persona no la padeció en la infancia. 

La Secretaría de Salud federal señaló que esta enfermedad se contagia a través de gotitas invisibles que salen de la nariz y boca de las personas enfermas, ya sea por contacto directo o a través del aire. 

“El primer síntoma típico es la aparición de fiebre de por lo menos tres días, tos, escurrimiento nasal y conjuntivitis (ojos rojos). La fiebre puede alcanzar los 40°C y en pacientes con un sistema de defensa debilitado, puede desarrollarse neumonía”.

Detalló que no hay un tratamiento específico o terapia para el sarampión. La mayor parte de los pacientes con sarampión sin complicaciones se recuperarán con descanso y tratamiento de ayuda; para los pacientes graves el manejo se da de acuerdo a las complicaciones.

¿Qué debes hacer para prevenirlo?

La mejor protección contra el sarampión para los niños, es la vacuna triple viral (que protege contra sarampión, rubéola y parotiditis); para adolescentes y adultos la doble viral (sarampión y rubéola), según el Programa Universal de Vacunación. Si estás seguro de que ya padeciste sarampión durante tu infancia o adolescencia, no es necesario vacunarte.

 

Relacionadas: