Se disparan precios de la canasta básica
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Se disparan precios de la canasta básica

En lo que va del año encarecieron carne, frutas y legumbres. Por las nubes los pescados y mariscos en esta temporada

Se disparan precios  de la canasta básica | El Imparcial de Oaxaca

En lo que va de este 2020 se han registrado aumentos en todo tipo de productos; lo mismo en frutas, verduras y carne así como en huevo, lácteos, alimentos enlatados, refrescos y café soluble.

También en productos de higiene personal y para la limpieza del hogar de marcas y presentaciones populares.

Durante la primera quincena de diciembre de 2019 fueron 32 productos que subieron de precio, contra 33 que bajaron y 15 que se mantuvieron igual.
Mientras que en lo que va del año se encarecieron 47 productos, 23 se abarataron y 10 mantuvieron el mismo precio que el mes previo.

La Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) admitió que con el arranque de 2020 se ajustó el Impuesto Especial para Producción y Servicios (IEPS) en bebidas azucaradas y cigarros, pero también para combustibles.

Mientras que la Federación de Organizaciones Campesinas Obrero y Populares de Oaxaca (Focopo), resaltó que la canasta básica que incluye 80 productos, sufrió un incremento de 3.47 por ciento.

Para adquirirla, una familia tuvo que desembolsar 2 mil 780.28 pesos en total, equivalentes a 22.56 días del salario mínimo vigente, el cual aumentó 20 por ciento desde el primer minuto del año respecto al que regía en 2019 al autorizarse en 123.22 pesos, salvo en la frontera norte.

El dirigente sindical Leonel Rojas Medina aseguró que si bien en este año hubo un sensible aumento al salario mínimo, en las últimas tres décadas se ha perdido más del 80 por ciento del poder adquisitivo de la moneda.

Dijo que estos últimos incrementos han sido históricos, ya que hace más de 45 años no se presentaban panoramas de esta naturaleza.

Sin embargo, reconoció la existencia de severos problemas económicos, por lo que estas acciones sólo intentan restituir el poder adquisitivo de la clase trabajadora poco a poco.

Comentó que debido a que los productos de la canasta básica y de cuaresma incrementan su precio, han solicitado a la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) estar al pendiente pues esto lesionará la economía de las familias.

ALZAS DE TODO TIPO, DE TODOS TAMAÑOS

En términos porcentuales, destacan las alzas de la calabacita italiana que se vendió en 20 pesos el kilo, el doble que a finales del año pasado y del jitomate cuyo precio promedio subió 40 por ciento aunque alcanzó máximos de 50 pesos.

La Profeco reportó un incremento de entre 20 y 25 por ciento en el precio del tomate y jitomate a nivel nacional. Se trata de un aumento estacional, pues cada temporada de invierno sube el precio de dicho producto.

Indicó que para este mes los precios del tomate y jitomate bajarán, además, sostuvo que es el único producto que subió que se tiene detectado hasta el momento, mientras que el aguacate, el jitomate y la cebolla fueron los productos básicos con la mayor variación en su precio.

En tiendas de autoservicio el kilogramo de jitomate subió de 12.09 a 21,33 pesos, lo que representó 9.24 pesos más respecto a la semana pasada; la cebolla y el limón se elevaron a 22.37 y 37.65 pesos, respectivamente, cada kilo. Mientras que el aguacate bajó a 64.99 pesos por kilo y la bolsa con dos kilos de azúcar a 47.35 pesos, en ese orden.

Otros productos que subieron de precios son la caja con 12 cubos de concentrados de pollo Knorr en 27 por ciento, el tomate verde subió 25 por ciento y un paquete de servilletas de papel de 125 hojas marca Delsey se vendió 19.88 por ciento más cara.

Si bien algunos aumentos fueron menores a 50 centavos, no escasean los productos que se venden entre un peso y hasta casi 6 pesos más caros que hace un mes.

Así, el frasco de Nescafé de 120 gramos aumentó 3.58 pesos o 5.99 por ciento más en un mes al alcanzar un precio promedio de 63.30 pesos y el kilo de carne de res subió 5.93 pesos al venderse en 153.13 pesos el kilo, aunque el alza sólo sea de 4 por ciento.

DIFÍCIL ADQUIRIR CANASTA BÁSICA

La canasta básica anterior incluía 23 productos tales como: maíz, frijol, arroz, azúcar, harina de maíz, aceite vegetal, atún, sardina, leche en polvo, chiles, café soluble y sal de mesa.

Así como avena, pasta para sopa, harina de trigo, chocolate en polvo, galletas marías, galletas de animalitos o saladas, lentejas, jabón de lavandería, jabón de tocador, papel higiénico, detergente en polvo y pasta de dientes.

Ahora, a la canasta básica se le aumentaron 17 productos nuevos, así sumados a los 23 anteriores la canasta básica quedará conformada por 40 productos que buscan contribuir a una buena alimentación y nutrición entre la población mexicana rural.

Con los nuevos productos que se añadieron a la canasta básica, los precios en promedio son: pan dulce entre de 5 a 8 pesos, sal entre 2 a 2.50 pesos. Chía entre 35 a 50 pesos el kilo.

La carne de pollo de 34 a 38 pesos el kilo; el kilo de huevo fresco de 23 a 30 pesos; la flor de jamaica va desde los 30 pesos hasta los 36 pesos el kilo y el tamarindo va de 36 a 38 pesos el kilo.

Pescado seco entre 100 a 120 el kilo; carne de res entre 90 a 110 pesos el kilo; gelatina entre 12 a 18 pesos. Carne de cerdo entre 45 a 62 pesos el kilo; chícharos entre 14 a 20 pesos el kilo y amaranto entre 25 a 30 pesos el kilo.

Los pescados y mariscos también se dispararon en sus precios, reconoció Elvira Aguilar, lo cual sucederá hasta que pase la Semana Santa y se cumpla con lo que establece la religión católica.

Expendedora de pescados y mariscos aumentan, dijo que su precio varía de acuerdo con su tamaño, entre ellos, la mojarra que se vende en 70 y 80 pesos el kilo, el camarón en 150 pesos por kilo, mientras que el filete de cazón en 170 el kilo y de huachinango en 200.

Los vendedores en el Mercado Benito Juárez, indicaron que este año aumento hasta en 100 por ciento el precio de los productos del mar ya que en este periodo se observa mayor demanda.

En ocasiones se presenta escasez de aquellos que son más económicos, como el pargo, la mojarra y la trucha.

De entre los productos del mar que son los de mayor consumo durante esta temporada se encuentran: el camarón, huachinango, mero, robalo, salmón, atún, entre otros, la gran mayoría proveniente del Golfo de México y del Pacífico.

ALZA EN ALIMENTOS REPERCUTE EN DIETA

Salvador Carlos López, presidente de la Canacope, destacó que el aumento acumulado en los precios de los combustibles genera este impacto en los productos de la canasta básica en pequeños comercios.

Un ejemplo son las cocinas económicas, donde en 2019 se tenía de manera genérica comidas corridas a precios de entre 40 y 55 pesos, y hoy día difícilmente existen, lo cual refleja el aumento gradual en los precios de los alimentos.

Otro más, agregó, es que si una familia quisiera sustituir el consumo de carne por verduras hoy también requeriría de un mínimo de presupuesto.

Las microempresas como las cocinas económicas no pueden absorber eternamente este impacto, ya que adquirir jitomate, papa o cebollas al menudeo están 30 y 40 por ciento más caros, debido a los gastos de traslado y mermas por ser productos perecederos.

Destacó que en términos generales las ventas en temporada de cuaresma bajan, porque es un periodo que la gente lo toma como vacacionales y las ventas se esperan por debajo de lo esperado.

En contraste, la industria restaurantera espera un repunte en sus ventas a pesar de que ha resentido un incremento de precios de productos como jugos, refrescos y pan empacado por el impacto que tienen los nuevos impuestos, la nueva ley de etiquetado, de bolsas, el aumento a salarios mínimos, y los costos de insumos agrícolas.

Onésimo Bravo Hernández dijo que desde que inició el 2020 los restaurantes en Oaxaca han sufrido el aumento de precios de productos básicos lo que ha obligado a aumentar los precios de sus servicios.

El ex dirigente de la Canirac aseguró que ha aumentado toda la parte agroindustrial, verduras y la carne, “eso ha tenido una elevación bastante considerable, que eso es lo que más nos ha pegado en el sector restaurantero”.

“Hay algunos productos que han aumentado de un 10% y otros de un 50%, lo que ha afectado de manera notable. Hay verduras que tienen casi al mismo costo de la carne”, puntualizó.

A pesar de esa situación, adelantó que en términos generales los restauranteros buscan mantener los precios de los platillos al menos en el primer trimestre del año, no obstante que en el transcurso del ejercicio enfrentarán encarecimientos temporales de otros comestibles.

 

Relacionadas: