Destapan alumnas, cloaca en Cobao por acoso sexual
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Destapan alumnas, cloaca en Cobao por acoso sexual

Dan estudiantes lección de fortaleza y unidad; logran detención de catedrático acusado de incurrir en presunto acoso sexual

  • Destapan alumnas, cloaca en Cobao por acoso sexual
  • Destapan alumnas, cloaca en Cobao por acoso sexual
  • Destapan alumnas, cloaca en Cobao por acoso sexual

En las últimas semanas, alumnas del Colegio de Bachilleres de Oaxaca (Cobao) hicieron denuncias públicas y protestas en al menos cuatro planteles a lo largo del estado, en las que acusaron a sus maestros de incurrir en actos de acoso sexual, lo que ha evidenciado la falta de protocolos internos para atender las denuncias.

Ayer en el plantel 039 localizado en Nazareno, Etla, las alumnas dieron una muestra de coraje y organización, al lograr la detención del catedrático de Informática Jorge C.S. por presuntos actos de acoso sexual y hostigamiento contra estudiantes de la escuela.

El sistema educativo ha acumulado múltiples denuncias de acoso sexual en al menos cuatros planteles; Tlaxiaco, Pueblos Nuevo, Huatulco y Nazareno Etla, solamente en dos casos hay catedráticos cesados.

“Vengo a ganarme mi calificación, no a que me la regales a cambio de unas caricias”, reza una de las pancartas prendida de una cuerda en la explanada de la institución, la cuarta del sistema educativo en el que se denuncian actos de violencia de género.

Desde temprano, jóvenes estudiantes dieron inicio a un movimiento de protesta que escaló: pasó de confrontar al presunto acosador pero terminó con la detención del profesor acusado a quien se lo llevaron elementos de la policía estatal y municipal.

“Nunca le he dado entrada para que me diga cosas o para que me insinuara nada; él me tocó la cintura baja y a mí no me gustó, le dije a la Orientadora y a mis papás, pero la Dirección hizo nada, siempre lo han protegido”, relata una de las alumnas.

Cubierta del rostro con un paliacate sostiene que no ha tenido apoyo por parte de la escuela, incluso revela que el profesor cuenta con la protección, porque la mayor sanción que le han dado es dejarlo sin sueldo dos meses y volvió a dar clases.

“Ya no queremos ni pasar por el pasillo del aula de Cómputo por el constante acoso, por eso nos organizamos y le exigimos a la directora (Paris Morales Márquez) que actuara, pero señaló que ella hace su parte y no corresponde sancionarlo”, dice con molestia.

A las afueras del aula, alumnas embozadas le gritan al catedrático quien permanecía en su aula; horas más tarde fue resguardado por personal de la institución educativa en otro de los espacios cercado con barrotes.

Sin embargo, por la presión de padres de familia que ya se habían dado cita en el plantel educativo obligaron a la directora Morales Márquez a llamar a las corporaciones para que se llevaran al acusado.

Cerca de las 13:00 horas, elementos de la Policía Estatal arribaron en dos patrullas para montar un cerco en torno al aula y extraerlo en medio de gritos y reclamos, algunos golpes recibió en el camino.

Las jóvenes alumnas estallaron en júbilo cuando vieron al acusado subir a la patrulla de la PE y enfilar hacia el Ministerio Público de la Villa de Etla, a donde canalizaron a los padres para formalizar la denuncia.

En la explanada, otra cartulina: “con falda o con pantalón, respétame cabrón”.

 

LLUEVEN ACUSACIONES

En uno de los salones de clases, una veintena de jóvenes relatan a los directivos y a padres de familia, la forma y la impunidad con la que Jorge C.S ha incurrido en prácticas de acoso y hostigamiento sexual.

Molestos, los paterfamilias exigen a la directora de la institución tomé cartas en el asunto antes de que ocurra una tragedia y deje de proteger al inculpado, quien lleva más de 10 años dando clases.

“Hemos acompañado en otras ocasiones a nuestras hijas, pero el argumento es que no es grabe lo que hizo el profesor y aquí sigue acosando, ahora sí: o lo sacan ellos o aplicamos la ley nosotras”, lanza Martha madre de una de las jóvenes que denuncia.

Armada de valor y a punto del llanto, lamenta la omisión y la protección de las autoridades del sistema y del Sindicato, dado que revela: “los acusados de acoso o de otro delito nada más son cambiados de plantel o concentrados en las oficinas y cuentan con impunidad”.

De igual manera demandan a los directivos no tomar represalias en contra de las alumnas que tuvieron la fortaleza de denunciar a su acosador, “sí tenemos miedo de que se nos expulse o repruebe a nuestras hijas”, dice con angustia.

 

Cobao acoso

#Oaxaca | Policías rescatan y detienen a profesor Jorge C. S., señalado por presuntamente acosar a estudiantes del plantel 39 del Cobao de Nazareno Etla. El mismo quedará a disposición del ministerio público. http://bit.ly/1uUgY0OVía: Álvaro López.

Posted by El Imparcial de Oaxaca on Thursday, March 5, 2020

 

“EL CALZÓN O UN QUINIENTÓN”, EL MODUS OPERANDI

Cuando el profesor Jorge llamó a Daniela para que se presentara en el aula de Informática del Cobao de Nazareno, Etla, no pensó que la advertencia de una de sus compañeras fuera real.

“Desde que entré por la puerta me observó de forma morbosa y ya cuando estuve cerca, me tomó de la cintura y quiso besarme, pero como no me dejé, me advirtió que en su clase se pasa o con 500 pesos o el calzón”, narra envuelta en nerviosismo.
Preocupada por como tomen sus padres los hechos ocurridos en la institución, reconoce que unidas y organizadas a través de las redes sociales, su movimiento de denuncia tomó fuerza y se convirtió en algo incontrolable.

“No sabemos cómo nos vaya en casa, pero el primer paso ya lo dimos y no nos vamos a rajar, dice mientras toma de la mano a otra de sus compañeras que vivió lo mismo, solo que con ella trató de convencerla con regalos.

Las denunciantes consideran que la salida y detención temporal del acusado por la presunta comisión de acoso sexual, no basta si desde las oficinas centrales se les protege y no permiten se aplique la ley.

 

VAN 11 PERSONAS
CESADOS POR ACOSO

A su vez, a través de un video, el director estatal del Cobao, Rodrigo González Illescas, refrendó el compromiso de proteger la integridad física de las alumnas que estudian en los planteles, investigar y sancionar a los responsables de los actos de acoso sexual.

Reveló que han cesado hasta el momento a 11 trabajadores a quienes se les ha comprobado conductas inaceptables, al tiempo de ofrecer apoyo a las alumnas o trabajadoras que no se hayan atrevido a denunciar.

Incluso dice que las denuncias se pueden poner de forma anónima, “quiero que sepan que hay un protocolo de actuación que las protege y seguiremos trabajando para crear espacios libres de violencia de género”.

 

CARECEN DE PROTOCOLOS: DEFENSORÍA

Luego de las denuncias de jóvenes estudiantes en los planteles de estado, la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDHPO) evidenció la carencia de protocolos de actuación en casos de violencia de género.

El organismo estatal subrayó que ante un fenómeno estatal que encabezan las mujeres adolescentes en instituciones educativas y que ha visibilizado la violencia que viven al interior de los centros escolares, inició una intervención con perspectiva de género, infancia y adolescencia.

Relató que desde que se efectuó la denuncia pública y se dio difusión a través de medios de comunicación y redes sociales, el órgano autónomo emprendió una investigación, envío un equipo de defensoras a los planteles para atender de manera directa a las alumnas y con ello realizar una intervención integral tendiente a la restitución de sus derechos.

Asimismo, manifestó que se han dictado medidas cautelares para garantizar la integridad personal (física, psicoemocional y moral), derecho a una vida libre de violencia de género en el ámbito escolar y el derecho a la libre manifestación de las alumnas involucradas.

En los casos así requeridos por las estudiantes, la DDHPO ha brindado acompañamiento para la presentación de las denuncias ante la Fiscalía General del Estado.

 

LAS CARENCIAS EN EL SISTEMA COBAO

Luego de la intervención realizada en varias instituciones públicas de educación media superior, la Defensoría considera que es impostergable generar en todo el sistema educativo del estado una estrategia integral de atención a casos de violencia de género en el contexto escolar, sustentada en:

1.- Creación de protocolos de actuación ante casos de violencia de género como el acoso sexual y otras formas de violencia al interior de las instituciones educativas, que permitan atender de manera inmediata e integral situaciones que pongan en riesgo los derechos humanos de las alumnas, mujeres docentes o administrativas, salvaguardando su derecho a la intimidad y a la protección de los datos personales.

2. Acompañamiento a las víctimas de violencia de género en los procesos de denuncia que éstas lleven a cabo ante las instancias correspondientes.

3. Sanciones efectivas a los actos de acoso, agresiones, expresiones verbales, misoginia, ciberacoso, intimidaciones y otras que pudiesen llegar a configurarse en agravio de las estudiantes y/ o personal docente y administrativo, para evitar la impunidad y la repetición de los hechos.

4. Instauración de unidades multidisciplinarias para la atención a la violencia de género contra las mujeres en cada uno de los planteles educativos y en las áreas directivas de estos sistemas, las cuales cuenten con personal especializado en perspectiva de género e infancia y adolescencia.

Estas unidades deben funcionar de manera integral y multidisciplinaria evitando la revictimización, simulación y desvalorización de las expresiones y/o manifestaciones que realicen las alumnas, y por el contrario se emitan las medidas de protección inmediatas para salvaguardar los derechos de las víctimas a su integridad y a una vida libre de violencia de género.

5.- Creación en las instituciones educativas de un sistema de formación al personal docente, administrativo y comunidad estudiantil que permita prevenir e identificar los diferentes tipos de violencia de género y difundir los derechos humanos y en específico los derechos de las mujeres.

La Defensoría señaló que las instituciones educativas deben ser espacios de protección para la comunidad escolar, desde las que se puede combatir las diferentes tipos de violencia, promoviendo en su interior formas pacíficas de resolver conflictos, así como modificar comportamientos violentos normalizados y actitudes que toleran las agresiones contra las mujeres.