Vivamos la Cuaresma con espíritu de penitencia: arzobispo de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Vivamos la Cuaresma con espíritu de penitencia: arzobispo de Oaxaca

Pide aprovechar este tiempo de hacer un análisis de nuestra vida


Vivamos la Cuaresma con espíritu de penitencia: arzobispo de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Al pedir que Dios bendiga esta Cuaresma y la vivamos con ese espíritu de penitencia, de recogimiento interior, el arzobispo de Antequera Oaxaca, Pedro Vásquez Villalobos convocó a llenarnos de Dios, ser mejores y tocar el corazón de otras personas.
“Usted vaya a sembrar en el corazón de otras personas el amor y a invitarle a ser lo mejor. Siembre esa semillita de ser lo mejor en la vida y la semillita empieza con el testimonio, con el testimonio nuestro”.

En su mensaje con motivo del inicio de la Cuaresma, dijo que entramos en el tiempo Cuaresmal, entramos a prepararnos para la Pascua. Aprovechar este tiempo de hacer un análisis de nuestra vida, cómo andamos, cómo vivimos.

Por eso también nuestra Madre Iglesia nos dice que nos acerquemos al Sacramento de la Reconciliación cuando menos una vez al año y que comulguemos en la Pascua.

“Prepararnos para celebrar la Fiesta de Fiestas, la más grande Fiesta de nosotros que es la Resurrección de Nuestro Señor Jesucristo. Voy a vivir el Misterio Pascual, la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesucristo”.

Pidió que lo que no sea gracia ante los ojos de Dios es a lo que tenemos que morir. “Muera a las pasiones, a los deseos, a los instintos, a la envidia, al rencor, a las injusticias, a los fraudes, a los engaños, a la mentira, a la soberbia, a la vanidad, muera a todo esto para que usted esté resucitado y alcanzando el ejercicio de la virtud”.

Explicó que si nosotros viviéramos todos los días nuestro bautismo, seríamos unas personas llenas de virtud y de gracia, tomando conciencia de que usted tiene que distinguirse en su forma de vivir.

Usted es un discípulo de Jesucristo, usted está marcado con el signo de cristiano y tiene que vivir así, como cristiano, como una persona de fe, como un creyente que quiere agradar a Dios, agradar a Dios con sus obras y que todo lo hace en el silencio, en el silencio de su corazón, en el secreto.

Hoy el Evangelio nos dice: cuando compartas de lo tuyo, que no sepa tu mano izquierda lo que hace tu derecha, que todo quede en secreto, y tu Padre, que ve lo secreto, te recompensará. Cuando hagas oración, en lo secreto, en el silencio de tu corazón, cuando des limosna, cuando hagas oración, cuando hagas penitencia, cuando ayunes… en el secreto de tu corazón.

“Es necesario que todos nosotros pidamos perdón, todos somos pecadores; tenemos que hablarle a Dios y pedir perdón por nuestro pueblo, por nuestras comunidades, por nuestras familias, por los hombres y por las mujeres, por los niños, por los jóvenes y por los adultos”.


 

Relacionadas: