Pervive Patriotismo a pesar de carencia de civismo en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Pervive Patriotismo a pesar de carencia de civismo en Oaxaca

No hay respeto por el lábaro patrio por parte de las nuevas generaciones que se olvidan de la patria


  • Pervive Patriotismo a pesar de carencia de civismo en Oaxaca
  • Pervive Patriotismo a pesar de carencia de civismo en Oaxaca
  • Pervive Patriotismo a pesar de carencia de civismo en Oaxaca
  • Pervive Patriotismo a pesar de carencia de civismo en Oaxaca
  • Pervive Patriotismo a pesar de carencia de civismo en Oaxaca

La Bandera Nacional Mexicana es un símbolo de libertad, justicia y nacionalidad, su escudo y sus colores representan el origen, principio, valor y lucha de los mexicanos.

Al establecer lo anterior, Jorge Bueno Sánchez, Cronista de la Ciudad, recordó que los primeros homenajes se realizaron en el Cerro Del Fortín en la década de los cuarenta.

Con el paso de los años, diferentes banderas han representado a México, pero la bandera que se utilizó en la Declaración de la Independencia, con algunos cambios, es la bandera que actualmente representa a México.

“Se trata de un símbolo patrio que representa la libertad, justicia e igualdad “que los mexicanos hemos logrado a lo largo de nuestra historia”, ponderó Bueno Sánchez.

El 24 de Febrero de 1935, Benito Ramírez un empleado del Banco de México, organizó una guardia de honor en homenaje a la Bandera de México y esta práctica se continuó, hasta que en 1940, el presidente Lázaro Cárdenas declaró que el 24 de Febrero fuera oficialmente el Día de la Bandera.

Si bien la connotación de sus colores y el diseño se han transformado desde 1821, fecha en que surgió la primera bandera tricolor de México, la última modificación que sufrió fue durante el periodo presidencial de Benito Juárez.

La Secretaría General de Gobierno reveló que durante el mandato de Agustín de Iturbide, el blanco hacía alusión a la religión, el rojo a la unión entre mexicanos y europeos; mientras que el verde a la Independencia.

Sin embargo, en el gobierno de Benito Juárez los significados cambiaron, mismos que se mantienen hasta nuestros días.
Dichas modificaciones dieron como resultado que el blanco representara la unidad del pueblo mexicano, el rojo a la sangre de los héroes nacionales, en tanto que el verde hace referencia a la esperanza.

La Secretaría de la Defensa Nacional llamó a celebrar con orgullo el Día de la Bandera, que se conmemora hoy, se trata de un símbolo patrio que representa la libertad, justicia e igualdad “que los mexicanos hemos logrado a lo largo de nuestra historia”.

Precisó que “las mujeres y hombres del Ejército y la Fuerzas Armadas de México al protestar bandera refrendamos nuestro compromiso con la patria”. La Bandera Nacional Mexicana es un símbolo de libertad, justicia y nacionalidad.

Su escudo y sus colores representan el origen, principio, valor y lucha de los mexicanos. Con el paso de los años, diferentes banderas han representado a México, pero la bandera que se utilizó en la Declaración de la Independencia, con algunos cambios, es la bandera que actualmente representa a México.

PÉRDIDA DE VALORES VIENE DESDE EL HOGAR

Para el profesor David Sandoval Domínguez, adscrito a la zona escolar de la Sierra Norte, la pérdida de valores y civismo se debe a la falta de educación desde el hogar, a lo cual contribuyen las nuevas tecnologías.
Sostiene que en las ciudades se hace más visible el cambio de actitudes tanto de niños como de jóvenes, debido a que no hay respeto por los símbolos patrios.

Sin embargo explica que el uso excesivo de las nuevas tecnologías y el libre internet desde temprana edad han influido en la carencia de valores y principios fundamentales como el respeto.

“Hoy en día un niño y jóvenes están pegados no solo al televisor sino a las computadoras y tabletas, con acceso indiscriminado a contenidos inadecuado y que distorsiona sus pensamientos”, detalla.

No obstante considera importante el que se recupere la enseñanza desde los hogares y se continúe en las escuelas públicas o privadas, toda vez que tanto valores como principios no dependen de la condición social o económica.

“En las ciudades es más fácil encontrar un cibercafé que una biblioteca o un parque en donde los niños puedan jugar sin peligro alguno, a diferencia de las comunidades, donde hay espacios públicos seguros para los niños”, externa.

Sandoval Domínguez dice que la sociedad ha perdido cuestiones básicas como el respeto al lábaro patrio y a sus maestros o personas mayores, “eso no se puede negar y son cosas que deben recuperarse, es innegable el retroceso que se tiene”.

Incluso dice que la materia de Civismo puede retomarse y ayudar a la formación del individuo siempre y cuando se tenga el apoyo de los padres de familia y personal docente.

En las escuelas públicas son muchas las carencias que se tienen, pero con el apoyo de las instituciones de gobierno estatal y federal creemos que se pueden lograr muchas cosas, destaca.

“Es lamentable ver cómo en los días de homenaje los niños se niegan a saludar a la bandera, porque no lo consideran importante o se generan burlas y eso es grave en el actual contexto en el que vivimos, pero es un reflejo de toda la situación”, anota.

EN EL DESCUIDO EL RESPETO A LA BANDERA

En la víspera por la conmemoración del Día de la Bandera, se observa que ondean los colores verde, blanco y rojo en diversos espacios como en complejos administrativos de dependencias y en explanada de los poderes de gobierno; en algunos lados, están a media asta. Aunque en otras fechas, la colocación de este lábaro patrio está olvidado.

En el Cerro del Fortín donde se encuentra la estatua de Benito Juárez, el benemérito de las Américas, la bandera se encuentra instaladaen estos días pese a que normalmente se puede percibir la ausencia.

En los complejos como Ciudad Administrativa, en Tlalixtac de Cabrera, así como Ciudad Judicial, Reyes Mantecón y algunos espacios como Palacio de Gobierno está ondeando el lábaro patrio a unas horas de la conmemoración nacional.

En la Alameda de León es otro punto donde se coloca este símbolo de unidad de los mexicanos.

También en las escuelas se encuentra para ir enseñando a los niños la importancia y el respeto a los elementos de la nación.

De acuerdo con la historia, la implementación de la fecha fue en 1937, establecido por el presidente de México, General Lázaro Cárdenas, frente al monumento al general Vicente Guerrero quien fue el primero en jurar lealtad a esta insignia el 12 de marzo de 1821.

No obstante, conforme pasa el tiempo, la lealtad y honra se van perdiendo entre los ciudadanos, coinciden algunas personas.

En el caso de Marisol, una mujer de 40 años de edad, no le ha inspirado muchos sentimientos el rendir honores a la Bandera, eso no significa que no sienta la identidad nacional.

“Consideró que desde las escuelas se debe reforzar el apego a las insignias porque se pueden percatar que en los eventos cívicos, la comunidad participante juega o habla y se distrae constantemente.”

“También ya hay muchas personas que no dan la importancia a la bandera, ni siquiera se descubren la cabeza y la pueden tomar como cualquier cosa.”

No obstante, hay personas que tienen mucho apego a la Bandera como el caso de Miguel quien con mucho orgullo declaró que cada que hay honores, “me pongo firmes y saludo. Me descubro la cabeza si llevo gorra”, explicó.

Lo mismo pasa con Ariadna quien confesó sentir una gran identidad con las insignias de México. “Fíjate que yo sí siento adentro, así en mi corazón, respeto por la Bandera, por la milicia; me inspiran un sentimiento lindo”.


 

Relacionadas: