Se investiga desvío de recursos para damnificados por sismos en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Se investiga desvío de recursos para damnificados por sismos en Oaxaca

Detectan irregularidades en el uso de recursos para reconstrucción de viviendas y escuelas en Oaxaca

Se investiga desvío de recursos para damnificados por sismos en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

La Auditoría Superior de la Federación (ASF) acusó un probable daño patrimonial superior a los 77 millones 793 mil, por parte del Gobierno del Estado; que son recursos federales que estaban destinados a la reconstrucción de viviendas y escuelas afectadas por los sismos de 2017.

En el último paquete de observaciones generadas en las auditorías realizadas al gasto público de 2018, detalló que de este monto global: el gobierno oaxaqueño debe devolver más de 42 millones de pesos, que ya no entregó a los damnificados.

Este máximo órgano de fiscalización del país expuso que, en 2018, a través el Fondo de Reconstrucción para Entidades Federativas (Fonrec), Oaxaca recibió recursos por mil 3 millones de pesos para “apoyo a la vivienda”, los cuales, a su vez fueron dados a Bansefi para su dispersión entre los damnificados censados previamente.

Sin embargo, al cabo de varios meses, Bansefi devolvió al Gobierno de Oaxaca 42 millones 555 mil pesos “debido a que no se entregaron dichos apoyos a los damnificados al no encontrarse en el domicilio dictaminado con daño”, explicó la ASF.

La Auditoría Superior reveló que a la fecha, la administración estatal no ha hecho el reintegro de este dinero a la Tesorería de la Federación (Tesofe).

“Se presume un probable daño o perjuicio, o ambos, a la Hacienda Pública Federal por un monto de 42,555,000.00 pesos (cuarenta y dos millones quinientos cincuenta y cinco mil pesos 00/100 M.N.), más los rendimientos generados por su disposición por la falta de aplicación de los recursos procedentes de los apoyos a vivienda de los afectados por el desastre natural por el sismo del 19 de septiembre de 2017”, concluyó.

Por otro lado, en esta misma auditoría identificada con el número 49-GB, la ASF advirtió que el Gobierno de Oaxaca pagó más de 35 millones 238 mil pesos en dos obras, que están abandonados.

“Se encuentran concluidas al momento de la visita física; sin embargo, no operan debido a la falta de equipamiento y a problemas sociales; no se formalizó un acta circunstanciada de suspensión temporal o definitiva de los trabajos, ni se cuenta con un acta de entrega recepción”, refirió.

Estas dos obras son: reconstrucción de espacios educativos en la Preparatoria número 4 de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), que estuvo a cargo del Instituto Oaxaqueño Constructor de Infraestructura Física Educativa (IOCIFED).

La otra obra señalada es la sustitución de Centro de Salud urbano de cuatro núcleos básicos de Ciudad Ixtepec, cuyo responsable son los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO).

Por la primera de estas reconstrucciones, Oaxaca pagó más de 26 millones de pesos, y por la otra, 8.7 millones de pesos.
La ASF pidió al Gobierno de Oaxaca que aclare esta situación.

Otras irregularidades

En otras de las irregularidades detectadas al uso de los recursos para la reconstrucción, la Auditoría expuso que el Gobierno estatal tampoco ha devuelto 527 mil pesos, que corresponden a retenciones que hizo a empresas constructoras, según lo establecido en sus respectivos contratos.

Por esta última situación, destacó la ASF, la Secretaría de la Contraloría y Transparencia Gubernamental del Poder Ejecutivo del estado de Oaxaca, inició el procedimiento para determinar posibles responsabilidades, según el expediente núm. DQDI-C/036/01/2020.

En la revisión de los contratos asignados por el Gobierno oaxaqueño para las tareas de reconstrucción, este órgano de fiscalización advirtió que se realizaron, de manera irregular, 4 adjudicaciones directas, ya que aunque se argumentó prisa para dar atención a la emergencia, se demoró entre 29 y 200 días para formalizar los contratos con las constructoras, lo que desvirtúa la urgencia expuesta.

 

Relacionadas: