Tres mujeres Oaxaqueñas expulsadas por la pobreza, mueren de frío en la frontera
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Tres mujeres Oaxaqueñas expulsadas por la pobreza, mueren de frío en la frontera

La familia y el pueblo están sumidos en la miseria, regresar los cuerpos a Coicoyán -uno de los pueblos más pobres del país- cuesta más de 400 mil pesos que no tienen

Tres mujeres Oaxaqueñas expulsadas por la pobreza, mueren de frío en la frontera | El Imparcial de Oaxaca

La pobreza que se vive en la agencia del “Jicaral”, en el municipio de Coicoyán de las Flores en la Mixteca oaxaqueña, orilló a Juana, Margarita y Paula a abandonar su casa y su familia, dejaron atrás su hogar del que salieron a principios de este mes de febrero en búsqueda del sueño americano pero perdieron la vida por la dureza del invierno cuando trataba de atravesar las montañas de la frontera. Ahora, sus familiares tendrán que pagar más de 400 mil pesos para la repatriación de los cuerpos que están en la morgue de San Diego, en Estados Unidos, por lo que trasladarlos a México parece labor imposible pues fue la pobreza la que les expulsó de su tierra y es la misma pobreza la que impide que vuelvan, aun muertas.

Las mujeres son originarias del municipio de Coicoyán de las Flores, en el distrito mixteco de Juxtlahuaca, salieron acompañadas de su sobrino Benito quien recién había cumplido la mayoría de edad, narra uno de los familiares.

Cuando llegaron a la frontera se separaron, mientras ellas perdieron la vida en ese intento de cruzar a los Estados Unidos, Benito se extravió por lo que el joven indígena regresó a su comunidad en Oaxaca.

La familia cuenta que, hace un mes, el esposo de Juana emigró al norte y tuvo la suerte de pasar la frontera de manera ilegal sin contratiempos, situación que alentó a su esposa a emprender el mismo viaje, aunque esto significara dejar a su hija de solo 8 meses al cuidado de sus padres, con tal de huir de la precariedad donde el trabajo es escaso y la tierra infértil.

“En el Jicaral hay muy pocas posibilidades de trabajo, muchas familias tampoco tienen tierras para labrar”, dijo Ramiro Santos, primo de las mujeres migrantes que murieron.

De acuerdo con los datos oficiales, la agencia de Coicoyán de las Flores enfrenta un conflicto agrario con Jicayán de Tovar que pertenece al estado de Guerrero, situación que hace que muchas familias no cuenten con un terreno para trabajar en el campo.

“Mis familiares iban para buscar trabajo, ganar unos dólares y ayudar a sus papás que son personas de la tercera edad; ellos no vinieron a la ciudad porque no saben hablar español y tampoco tienen dinero para viajar”, comentó Ramiro Santos.

Debido a la falta de recursos económicos, la familia de Juana, Margarita y Paula temen que pasen varios meses para concretar el proceso de repatriación de los cueros que permanecen en San Diego, California en los Estados Unidos.

Y es que, para ese traslado, tienen que pagar una suma que ronda los 22 mil dólares por los tres cuerpos, cantidad que en pesos mexicanos es superior a los 400 mil pesos, dinero que no pueden conseguir ni con las colectas entre sus paisanos.

“Ese dinero no lo tenemos”, lamentó Ramiro Santos quien llegó a la capital para realizar gestiones ante el Instituto Oaxaqueño de Atención al Migrante (IOAM) por la muerte de sus familiares.

Las tres mujeres fallecieron el 10 de febrero en un condado de San Diego a causa de hipotermia debido a las bajas temperaturas que se registran en el país del norte.

Los familiares junto con el presidente municipal de Coicoyán de las Flores, Modesto Nájera Sánchez, pidieron el apoyo del gobernador Alejandro Murat, así como de su esposa, la presidenta honoraria del DIF Estatal, Ivette Morán, para que sean interlocutores en la embajada mexicana y el gobierno federal apoye con la repatriación pues la familia tampoco cuenta con el respaldo de alguna organización que gestione los recursos.

Además pidieron a las personas que puedan colaborar con esta familia que se comuniquen al municipio de Coicoyán o al número 953 22 970 02 o al 951 140 88 55.

 

Relacionadas: