Carece gobierno en Oaxaca de programas de reciclaje
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Carece gobierno en Oaxaca de programas de reciclaje

La falta de programas integrales ha provocado que la contaminación por desechos sea un problema que se va agudizando en la ciudad de Oaxaca y el interior del estado

  • Carece gobierno en Oaxaca de programas de reciclaje
  • Carece gobierno en Oaxaca de programas de reciclaje
  • Carece gobierno en Oaxaca de programas de reciclaje

En la calle Orquídeas, de la colonia Antiguo Aeropuerto de Santa Lucía del Camino, hay un espacio de reciclaje de papel, acero ypedacería de otros residuos sólidos con el fin de separarlos y darles otros usos.

Este es uno de los pocos lugares que trabajan los objetos que aún tienen una utilidad y se pueden rescatar de la basura.

El precio por kilo de papel es de dos pesos, el acero depende de la cantidad y la calidad de lo que lleve la gente, comentó el encargado, sin embargo, no va más de 5 pesos el kilo.

Lo mismo cuesta el pet, es decir, el plástico que es utilizado para productos como las botellas de agua.

De acuerdo con especialistas, el problema de la contaminación no es el reciclaje, si no la generación de los residuos sólidos que cada vez son más y no se recupera ni el 5 por ciento.

En tanto, uno de los conflictos, también es la falta de tratamiento a la basura orgánica que representa un poco más del 50 por ciento de lo generado en una casa y la cual, se puede trabajar de diversas formas para su descomposición.

La Secretaría del Medio Ambiente, Energías y Desarrollo Sustentable (Semaedeso) únicamente registra en su página de internet el impulso al “Reciclemos Oaxaca” como forma de reducir los contaminantes en los tiraderos y basureros a cielo abierto.

Para los expertos en el tema, la situación radica desde las acciones sociales y económicas de la gente.

De acuerdo con el listado de la Semaedeso, en el apartado: “Listado de empresas que cuentan con autorización vigente para la recolección, transporte, almacenamiento y /o acopio de residuos catalogados como de manejo especial ante la Secretaría”, existen 42 empresas privadas.

De esas, una veintena tiene domicilio en la entidad oaxaqueña en las diversas regiones y las demás están en otros estados.
El representante de la Unidad de Gestión de Ecosistemas y Paisajes AC, Eloy Leyva Rojas opinó que la Semaedeso solo dice que separa y recicla, pero es por medio de un proceso muy confuso.

“Los programas de separado no tienen efecto importante”.

Tan solo en la ciudad de Oaxaca y zona conurbada se recolectan en promedio 800 toneladas de basura al día, según el reporte de la Dirección de Limpia del Ayuntamiento de la Ciudad de Oaxaca de Juárez.

La crisis es constante en el servicio de recolección en la capital y zona conurbada por las protestas y paro de actividades de los trabajadores, pero también el conflicto por la falta de un espacio para depositarlo.

Los camiones se hacen insuficientes en temporadas vacacionales o de fiestas porque la basura incrementa.

Leyva Rojas dijo que los municipios no están interesados en hacer algo por el tema de la basura y el cuidado del medio ambiente.

Tan solo en la franja de pueblos que abarcan el rescate del río Atoyac, existen 17 municipios, de los cuales, sólo San Sebastián, Etla tiene relleno sanitario y los demás, tiradero a cielo abierto.

RECICLAR NO ES HACER ADORNOS, ES TRANSFORMACIÓN MOLECULAR

Para el representante de la Unidad de Gestión de Ecosistemas y Paisajes AC, Eloy Leyva Rojas el reciclado va más allá de darle otro uso a los objetos, se trata de un cambio y transformación.

Por eso, coincide con el maestro del Centro Interdisciplinario de Investigación para el Desarrollo Integral Regional Unidad Oaxaca (CIIDIR), Manuel Rubio Espinoza del laboratorio de educación ambiental que el tema radica en la disminución de los desechos.

Leyva Rojas explicó que el primer paso del proceso de recuperación de algún materia es la separación, el segundo la compra y después la disminución del volumen, así como el proceso es la molienda y la conversión de los materiales.

“Los residuos sólidos cuando quieres separarlos en un relleno o tiradero no tiene sentido es algo muy complicado, se tienen que separar desde la casa para que sea comercialmente sustentable”, comentó.

El reciclado es el cambio molecular, la transformación de una sustancia o de un elemento o de un material en otro totalmente diferente cambiando la consistencia del material.

En la ciudad hay quienes compran residuos sólidos y los transforma en juguete, hay otras empresas que de la bolsa de plástico polietileno, hacen tubería como en San Bartolo Coyotepec.

La bolsa para que sirva debe ser transparente, estar limpia sin polvo ni grasa.

A nivel de pepenadores de los sitios de disposición final como en el tiradero de Zaachila, el reciclaje se sitúa en menos del 5 por ciento, porque de los 800 a mil 200 toneladas al día, no recuperan ni cien toneladas, sostuvo el integrante de la Asociación Civil.

HACERSE RESPONSABLE DE TU BASURA

Aunque la ley contra el uso de plásticos y desechables ayuda en algunos municipios y va generando un cambio en el comportamiento de la gente, la solución sería mejor si cada persona se hace responsable de su basura.

“Lo óptimo es que si tú generas tus residuos tú te tienes que hacer cargo de tus residuos, si no lo haces, tienes que pagar para que alguien más lo haga”, comentó el representante de la Unidad de Gestión de Ecosistemas y Paisajes, Eloy Leyva Rojas.

Dijo que la mitad de la basura es materia orgánica, y si se separara, en lugar de que llegaran mil toneladas al tiradero o relleno la cantidad sería mucho menor, aunado a recuperar los plásticos que significan el 10 por ciento.

“Entre más separes se puede reducir la basura hasta en un 80 por ciento y llevar un 20 por ciento de lo que es realmente basura, eso significaría un promedio de 200 toneladas diarias en lugar de mil”, abundó.

Para llegar a eso, se requiere de una buena campaña de concientización, porque la gente atiende las recomendaciones.

“Lo más problemático es echarlo a andar en mercados, escuelas, municipios y hasta el final, la población; las escuelas son difíciles, aunque parezca contradictorio”, abundó.

Por eso, el no usar bolsas de plástico campaña es una buena medida, aunque no es suficiente.

 

Relacionadas: