Crisis amenaza Día de la Candelaria en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Crisis amenaza Día de la Candelaria en Oaxaca

Los comerciantes lamentan que cada vez sean menos las personas que aún atienden esta celebración católica, pero entienden que los costos son altos


Crisis amenaza Día de la Candelaria en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

A pesar del aumento que ha tenido el costo de su elaboración para que la imagen religiosa sea festejada el Día de la Candelaria, vendedores de trajes para vestir al Niño Dios confían aumenten sus ventas.

Los atuendos para vestir al Niño Dios van desde los 80 pesos, para figuras pequeñas, y hasta más de 700 pesos en las más grandes, por lo que los modelos son variados y hay desde los bordados, hasta los confeccionados con tela y encajes.

Los precios pueden variar según el tamaño de la figura, la complejidad del atuendo elegido, los accesorios y si hay que realizar alguna reparación también hay que desembolsar.

Carmen Cervantes indicó que para una figura pequeña de 10 centímetros, el costo puede ir de los 70 pesos en un diseño sencillo hasta los 360 pesos en un diseño más elaborado.

Instalada en el Mercado del Abasto, reconoció que su costo puede rebasar los 700 pesos, de acuerdo con la complejidad del vestido, van de acuerdo al tamaño y al ornato de la vestimenta.

Existen trajes sencillos que cuestan un poco menos, y que son los más vendidos durante esta temporada, ya que la mayor parte de personas buscan trajes económicos para solo cumplir con la tradición.

Al margen de vender la vestimenta, los puestos también ofrecen velas, canastas y “cobijas para arropar al recién nacido y que pueda dormir tranquilo”.

Luis Salinas expresó su confianza de vender los trajes, ya que muchos comerciantes se arriesgan al vender la ropa del niño Dios en momentos en que los costos han aumentado.

“Es una tradición muy bonita en donde el dinero no es un gasto, sino una ofrenda, ya que los precios han aumentado. La gente viste a sus niños para llevarlos a la misa por el Día de la Candelaria el próximo 2 de febrero”.

Sin embargo, aceptó que en comparación de otros años, la venta ya no es la misma porque la gente ya no acostumbra vestir ni llevar a sus Niños Dios a las iglesias para bendecirlo.

Anteriormente se buscaba una madrina para que le comprara la ropa, los huarachitos y hasta la silla donde se sentaba la figura del niño durante la conmemoración. “Hoy lo que debemos hacer es uno perder esta bonita tradición”, puntualizó.

DÍA DE LA CANDELARIA

La Iglesia Católica celebra el Día de la Candelaria, cuarenta días después de que nació el Niño Jesús fue presentado en el templo por su mamá la Virgen María y su papá adoptivo San José.

Los fieles católicos terminan la navidad hasta el 2 de febrero cuando levantan al Niño Jesús de los nacimientos, haciendo oración, rezando el rosario y alabando a Dios.

Posteriormente comparten los tradicionales tamales. Asimismo muchos fieles llevan a sus niños Dios a la Iglesia para que sean bendecidos.

De acuerdo con el Arzobispado, también este día es consagrado a la vida religiosa, que integra a los feligreses y sacerdotes católicos.

Todos ellos hacen un testimonio especial ante el Santo Padre de obediencia y de comunión con la Iglesia, de su compromiso y como signo de ello entregan al Papa una candela encendida.

Su significado se refiere a una fiesta que celebran los cristianos en honor a la “Virgen de la Candelaria”, también conocida como “La Virgen María de La Candelaria”, cuyo origen fue en Tenerife, una isla de España.

Surgió del candelero o candela que evoca a la luz santa que conduce al buen camino, la salvación e incrementa la fe en Dios. Asimismo, este día se finaliza el periodo navideño, una vez que han transcurrido 40 días de haber festejado la navidad, es decir, el nacimiento del Niño Dios.

También, el origen de la fiesta de la Candelaria tiene lugar en el Oriente, donde se llama el “Encuentro” tradición que se extendió hacia el Occidente en el siglo VI y después hasta Roma, hasta llegar a cada rincón del mundo que adoptó dicha costumbre.

Además, esta fiesta se celebra cada 2 de febrero, según el calendario católico y de un pasaje de la biblia donde se menciona que, en esta fecha, se presenta al Niño Jesús ante el Templo de Jerusalén y a la purificación de María, en cumplimiento de las predicciones del antiguo testamento.

Esta tradición se celebra después del 6 de enero, donde se acostumbra comer rosca de Reyes, la cual contiene varias figuras de muñeco del Niño Dios, donde los afortunados en deben cumplir la promesa de los tamales o el atole.

Esta celebración tiene orígenes del sincretismo entre tradiciones prehispánicas y católicas, ya que durante el periodo de la conquista, los habitantes de varios poblados llevaban a la iglesia mazorcas de maíz, para bendecirlas y luego sembrarlas.


 

Relacionadas: