Detectan más niños con trastornos depresivos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Detectan más niños con trastornos depresivos

“No necesariamente deben estar llorando o tristes; puede verse por un aumento de la irritabilidad y agresividad”, dice especialista


Detectan más niños con trastornos depresivos | El Imparcial de Oaxaca

Para la directora de la Clínica de Salud Mental y Adicciones “Valle de San Dionisio”, Adriana Xóchitl García Luna, resulta preocupante el aumento de casos de niños con trastornos depresivos y consumo de drogas en la entidad, a edades cada vez más tempranas.

La especialista en psiquiatría infantil y de la adolescencia, resaltó que hay un incremento en casos de trastornos afectivos, ansiedad, depresión y consumo de sustancias en niños desde los siete años de edad.

“Cada vez es más baja la edad”, agregó, luego de señalar que el consumo de drogas en este sector de la población es hacia las sintéticas, porque son más fáciles de adquirir.

La especialista, con diplomado en adicciones y formación en psicoterapia, resaltó que en la mayoría de los casos los padres y madres de familia no se dan cuenta de los cuadros depresivos en los niños porque no son los mismos que los de un adulto.

“No necesariamente los niños deben estar llorando o tristes; puede verse por un aumento de la irritabilidad y agresividad de los mismos”, explicó.
Del programa de Mochila Segura en los centros educativos, consideró la necesidad de establecer límites de seguridad y protección, al mismo tiempo que ellos conocen reglas y normas de autoridad y respeto.

“Los límites también son necesarios para la educación de los menores porque eso les marca hasta dónde pueden llegar y los alcances que pueden tener. Aplicar una consecuencia también les da una certeza sobre todo en diferentes áreas de la vida y educación”.

Después de señalar que este programa ayuda a limitar las acciones que los menores pudieran tener, consideró que no basta solo con revisar la mochila de los escolares, “porque también ellos conviven en otros lugares como las casas o los parques”, entre otros espacios.

“Creo que es importante establecer una buena comunicación con los niños, niñas y adolescentes, más allá de solo preguntarles cómo le fue en el día. Es necesario verlos y saber qué sienten, qué piensan y qué les preocupa”.

Para la especialista, lo ocurrido en Torreón, Coahuila debe generar una reflexión en la sociedad, porque en el caso del menor que mató a su maestra y cometió suicidio, se muestra un caso desolación y falta de supervisión, así como una soledad profunda.

“La sociedad actual cada vez más va a una velocidad mayor y a una exigencia mayor, independientemente del nivel socioeconómico. Todo mundo tiene acceso al uso de los celulares, incluidos los menores de edad, lo cual ya no permite tiempo para vernos o platicar, para saber cómo estamos”.


 

Relacionadas: