Congreso de Oaxaca aprueba deuda por 3,500 millones de pesos
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Congreso de Oaxaca aprueba deuda por 3,500 millones de pesos

El refinanciamiento equivale a 13 mil 151 millones de pesos de la deuda a corto plazo; los recursos se utilizarán para realizar proyectos de impacto en la entidad


Congreso de Oaxaca aprueba deuda por 3,500 millones de pesos | El Imparcial de Oaxaca

En una maratónica jornada, la 64 Legislatura del Congreso del Estado aprobó ayer el decreto por el que autoriza al Ejecutivo del Estado, Alejandro Murat Hinojosa, para adquirir deuda pública por 3 mil 500 millones de pesos y el refinanciamiento total de la deuda, por lo que ahora equivale a 20 mil 500 millones de pesos.

La sesión, como el decreto mismo, estuvo lleno de inconsistencias; fue programada para las 11:00 horas pero inició hasta las 19:00 horas, pues los diputados de las diferentes bancadas no lograron ponerse de acuerdo, y es que para que se aprobara el decreto se necesitaban los votos de tres cuartos del total de los diputados.

El recurso de la deuda de tres mil 500 millones de pesos se utilizará, según dicta el documento, para realizar proyectos de impacto en la entidad, mientras que el refinanciamiento equivale a 13 mil 151 millones de pesos de la deuda a corto plazo.

En la votación no se usó el tablero electrónico, sin embargo, en temas controversiales como en el del aborto o en el matrimonio igualitario, se utilizó la tecnología.

Ante la votación a mano alzada, fue complicado cuantificar los votos, pues no duró más de cinco segundos: “32 votos a favor presidente”, dijo el secretario, mientras que inmediatamente alzaron la mano los que estaban en contra, sólo tres diputados, aunque siete más se abstuvieron de votar.

 

Sin reservas

En lo referente a la votación en lo particular, a un lado quedaron las inconsistencias del que varios diputados mencionaron como duplicidad de proyectos además de obras inviables; sólo la reserva del diputado César Morales Niño fue aprobada, mientras que las presentadas por Laura Estrada Mauro, todas fueron desechadas.

La reserva de Morales Niño implica que en todos los proyectos de infraestructura se dará preferencia a las empresas locales, ya que según dijo el legislador, esto generará nuevos empleos.

En cuanto a la participación de Laura Estrada Mauro, dijo que para la aprobación de esta deuda no se realizó un análisis previo de su destino, capacidad de pago y otorgamiento de garantía de la fuente de pago, además de que la misma legislatura no realizó este análisis.

En otra de las reservas, Estrada Mauro se opuso a la realización del proyecto denominado Desarrollo Interurbano dela Zona Oriente de Oaxaca, que no es más que la reubicación de la Zona Militar, para el que se prevé un gasto de mil 300 millones de pesos. En total fueron 19 reservas las que la diputada impulsó, sin embargo, ninguna se aprobó.

 

A nadie le importó endeudarse

La Comisión Permanente citó a sesión extraordinaria para las 11:00 horas del jueves, sin embargo, a esa hora los diputados apenas comenzaban la negociación, la aprobación del decreto aún no era segura y la discusión se fue a lo privado.

A las 13:00 horas, se otorgó un receso y los ánimos eran tensos, pues desde ese momento la diputada Laura Estrada Mauro dijo que votaría en contra. El pleno quedó vacío y la discusión se hacía en la oscuridad.

Con el pasar de las horas, los rumores de que se aprobaría hasta la madrugada crecieron, sin embargo, a las 19:00 horas, y con lentitud, pero con aparente tranquilidad, los diputados fueron tomando su lugar.

La cara de los que habían advertido que votarían en contra, lo decía todo, la sesión sería de trámite. Laura Estrada y Gloria Sánchez expusieron motivos, mientras que Jorge Villacaña, a favor, hizo lo propio.

El chiste llegó al momento de la votación, cuando nadie pidió el tablero electrónico y todos se quedaron callados, ni siquiera los que, en teoría estaban en contra hicieron más ruido del necesario. Las manos se alzaron, pero como si se tratara del guión de una película, el decreto se aprobó.

A nadie le sorprendió que Alejando Avilés manejara los hilos en un Congreso morenista, pero que esta vez se pintó de verde, blanco y rojo, y no precisamente por la bandera de México.

Ayer el Congreso del Estado no hubo protestas, a nadie le importó que se aprobaran tres mil 500 millones de pesos de nueva deuda; eso sí, las redes sociales se llenaron de palabras de odio en contra de los legisladores, pero esa voz se apagó antes de que comenzara.

 

VOTARON EN CONTRA
• Laura Estrada Mauro
• Gloria Sánchez
• Alejandro López Bravo

 

SE ABSTUVIERON
• Luis Alfonso Silva Romo
• Othón Cuevas Córdova
• Griselda Sosa
• Pavel Meléndez
• Inés Leal Peláez
• Arcelia López Hernández
• Juana Aguilar


 

Relacionadas: