Feministas: "No vamos a ofrecer disculpas por los vidrios rotos"
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Feministas: “No vamos a ofrecer disculpas por los vidrios rotos”

El verdadero problema son los feminicidios y los riesgos de ser mujer en una sociedad violenta, destacan

Feministas: “No vamos a ofrecer disculpas por los vidrios rotos” | El Imparcial de Oaxaca

Luego de que el pasado 16 de agosto realizaran una marcha que derivó en daños y pintas a diversos edificios y monumentos de la capital, organizaciones feministas demandaron tanto a la Secretaría de la Mujer como al gobierno en general y a los medios de comunicación dejar de revictimizar y de desviar la causa original de las protestas: la violencia feminicidia y las agresiones diarias contra las mujeres.

A través de un comunicado de prensa, organizaciones como Marea Verde Oaxaca, Feministas Oaxaca, Luna del Sur, el Diplomado en Estudios de las Mujeres, Género, Feminismos y Descolonización y Colectiva Hitandekas, reprocharon el que sus manifestaciones de violencia hayan reproducido en los mensajes oficiales y en los medios como actos de vandalismo.

“Enfrentamos todos los días a un sistema de ‘justicia’ podrido y a instituciones que nos revictimizan, a la violencia sistemática que el Estado permite y perpetua, queremos responder que no, que no vamos a parar, que no vamos a ofrecer disculpas por los vidrios rotos, por las paredes pintadas y por tomar las calles”, señalaron.

A la secretaria de la Mujer, Ana Vásquez Colmenares, le reprochan que en un comunicado considere que sus actos “desvirtúan una demanda legítima”. “Queremos señalarle que no, que ningún acto de protesta puede deslegitimar la exigencia de respeto por la vida de las mujeres, de las de calle, quienes tomamos el transporte público diario con el riesgo de ser violentadas por el acoso, tocamientos, violaciones o incluso la muerte.

“Bajo ninguna circunstancia nos puede decir cómo protestar o cómo no protestar, cuando durante su administración no ha cumplido con lo que le corresponde, cuando ha protegido a un acosador dentro de la secretaría; cuando ni siquiera cubre el perfil que debería tener para ocupar ese cargo; cuando la mayoría de las acciones de la secretaría son ocurrencias, nacidas desde el desconocimiento, o la improvisación”.

Asimismo, denunciaron que esta secretaría poco ha hecho para disminuir la violencia feminicida en Oaxaca. “Después de casi un año de la declaratoria de la alerta de género en el estado, hasta ahora no hemos visto resultados tangibles, sino el incremento de más violencia hacia nosotras”.

De igual forma, contradicen la versión oficial emitida por la SMO de que el día viernes 16 de agosto, cuando fueron dañadas las instalaciones de la dependencia en la colonia Reforma “se encontraba en labores personal de la dependencia a su cargo”, pues “solo estaba la guardia”. “Se equivoca al señalar en su comunicado que en las instalaciones de la SMO aún había personal e incluso niñas y niños. Ignoramos su intención al consignar información errada, pero estamos considerando su llamado al diálogo”.

En su comunicado, las organizaciones expresaron también su hartazgo porque el presupuesto de la secretaría “se destine a actividades huecas que solo sirven para que su instancia intente legitimarse en sus redes sociales, queremos resultados contundentes”.

“El 16 de agosto nos pronunciamos desde el coraje y la impotencia de ver como el Estado, a través de su secretaria, ha hecho oídos sordos de nuestro hartazgo, nos manifestamos desde el hartazgo histórico que han permitido que el grueso de las mujeres, en México y América Latina vivamos encerradas en el miedo”.

A los medios de comunicación les solicitan que las marchas convocadas por feministas las cubran reporteras y se capacite a los trabajadores en materia de violencia contra las mujeres con perspectiva de género y lenguaje incluyente, pues nos alarma el manejo descontextualizado de la información que está abonando en la criminalización de las protestas de las mujeres.

 

Relacionadas: