La ciudad de Oaxaca ya no soporta lluvias de 70 mm | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

La ciudad de Oaxaca ya no soporta lluvias de 70 mm

Con 20 milímetros de agua ya tenemos problemas ante la falta de una cultura de protección civil, dice meteorólogo


La ciudad de Oaxaca ya no soporta lluvias de 70 mm | El Imparcial de Oaxaca

Durante la década de los 80 y 90, la ciudad de Oaxaca estaba preparada para tormentas y lluvias que descargaban más de 70 milímetros de agua, pero en la actualidad la capital podría inundarse con precipitaciones de 50 milímetros.

Cutberto Ruiz Jarquín, meteorólogo de la Coordinación Estatal de Protección Civil (CEPCO), señaló que el pasado 21 de julio, en la periferia de la ciudad se reportó la caída de una tormenta con 20 milímetros de lluvia “y ya nos generó alarma”.

“En esta misma fecha llovió casi 70 milímetros en inmediaciones del Aeropuerto Internacional de Santa Cruz Xoxocotlán y en la ciudad de Oaxaca llovió 20 mm; si esos 70 mm nos hubiera caído o descargado en la parte alta en San Felipe, nos hubiera generado desborde de ríos y problemas graves en el Centro Histórico de la ciudad”, alertó.

“Anteriormente nos alertábamos con una lluvia de 80 milímetros que caía, entonces ya nos poníamos en alerta; ahora con 20 milímetros ya tenemos problemas, esto es porque no tenemos cultura de protección civil, de conciencia y de una mala planeación urbana”.

Ruiz Jarquín detalló que las principales causas de las inundaciones y desbordamiento de ríos “es porque tiramos basura a las barrancas, a los ríos, arroyos, en las calles, porque donde hay inundación hay basura y una mala planeación urbana con los asentamientos irregulares, donde la gente llega a invadir arroyos y ríos”.

“Es un problema de conciencia, los desastres no son naturales, tienen una naturaleza, pero no son naturales porque ahora son de origen antropogénico”.

Detalló que anteriormente la cuestión meteorológica estaba muy definida, “las lluvias arrancaban en la segunda quincena de mayo en San Ignacio Labrador y terminaba en San Francisco de Asís, esa leyenda urbana ya no existe, en este año el establecimiento de lluvias inició hasta mitades y casi finales de junio, lo que quiere decir que ha habido un desfasamiento de lluvias”.

“Decían que mayo iba a llover arriba de lo normal, pero todo el mes fue seco y solamente llovió en los últimos días cuando cayeron los 150 milímetros que se esperaba, entonces como que esto no es válido porque se tendría que repartir en todo el mes y solamente cayó en dos días, pero en tiempo y espacio no fue como antes cuando se distribuía la lluvia”.

Explicó que esto obedece a un cambio en el patrón de circulación, producto del cambio climático, degradación de la tierra, de los bosques, ciclo hidrológico y muchos factores que son de origen antropogénico.“Nosotros mismos le estamos haciendo un daño a la cuestión de la circulación atmosférica”.

“En ese sentido, hay un cambio importante en la lluvia, siempre los especialistas decimos que cada año llueve lo mismo porque si vamos a una estadística y vemos los registros anuales, siempre llueve 850 milímetros, más-menos 50 milímetros, pero si vamos a un análisis más detallado en días, en quintiles, vamos a ver que no es cierto, porque a veces la concentración de lluvia se puede dar en una semana”, apuntó el especialista.


 

Relacionadas: