Marcan pobreza y migración a Santa Inés Yatzeche | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Marcan pobreza y migración a Santa Inés Yatzeche

Los pocos habitantes que se quedan en la comunidad siguen esperando los apoyos oficiales que les prometen en cada contingencia que provoca el río Atoyac


Marcan pobreza y migración a Santa Inés Yatzeche | El Imparcial de Oaxaca

Debido a la migración que generan la pobreza, sequía y abandono oficial en que viven los habitantes de esta comunidad, sus calles lucen vacías y el campo semidesierto.

Los pocos comuneros que se quedan en la comunidad para desafiar el hambre y las enfermedades que han dejado las inundaciones de aguas negras del Río Atoyac, siguen esperando los apoyos oficiales que les prometen en cada contingencia.

En 2010, Coneval dio a conocer que este municipio, perteneciente al distrito de Zimatlán de Álvarez, se caracteriza por altos niveles de migración y pobreza.

Ejemplo de superación
Doña Juana, quien se dedica a la elaboración y venta de tortillas, es un ejemplo de superación ante las adversidades que se enfrentan en esta comunidad de los Valles Centrales.

Tras el fallecimiento de su esposo, fue el pilar de la familia, con cuatro hijas que sacó hacia delante. Desde su humilde vivienda en el casco de población se dedica a desgranar el maíz y a elaborar tortillas, tostadas y tlayudas.

Al igual que todos los habitantes de Yatzeche, doña Juana ha padecido las inundaciones que ha dejado el río Atoyac en 2010 y 2017. “El agua alcanzó más de un metro, se llevó algunos pollos que tenía y logré rescatar mis marranos”.

La sequía, otro obstáculo
Don Juan Pérez, es uno de los pocos campesinos que hace frente a la sequía que impacta en el valle de Zimatlán de Álvarez desde el 2018. Entre la tierra seca y los radiantes rayos del sol hace lo posible para obtener un poco de pastura y mazorca.

“Todavía estamos sacando un poco para los animales, acá se siembra por temporal y cuando no hay lluvias se pierde todo y se va la cosecha, y si no hay cosecha no hay dinero, está difícil el campo en estos tiempos”.

Explicó que a raíz de la inundación de aguas negras que padecieron en septiembre de 2017, llegó la sequía y el abandono de las autoridades de los diferentes niveles de gobierno. “Pareciera que los trajo y se los llevó la desgracia”.

Pobreza y abandono inundan a Yatzeche


 

Relacionadas: