La 63 Legislatura le quedó a deber a los ciudadanos de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

La 63 Legislatura le quedó a deber a los ciudadanos de Oaxaca

A los nuevos legisladores les piden cumplir promesas de campaña y sobre todo transparentar gastos y rendir cuentas


La 63 Legislatura le quedó a deber a los ciudadanos de Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Representantes de cámaras empresariales y comerciales cuestionaron los escasos aportes de los integrantes de la 63 Legislatura local, dado que a escasos días para concluir su periodo le quedaron a deber a la ciudadanía.

El presidente de la Cámara Nacional de Comercio en Pequeño (Canacope) en Oaxaca, Pedro Corres Sillas, dijo que se requieren representantes populares más comprometidos con los distintos sectores de la ciudadanía.

“Urgen diputados locales con propuestas ciudadanas y que retomen las causas sociales y no que atiendan sólo los intereses de los partidos políticos, el mensaje de la ciudadanía fue muy claro el pasado primero de julio”, anotó.

En tanto, la presidenta de la Alianza Empresarial y Comercial de Oaxaca (AECO) Esther Merino Badiola confió en que los legisladores electos y quienes toman protesta en unos días, cumplan sus propuestas de campaña.

“Queremos leyes acordes a las necesidades de la sociedad y sobre todo que se cumpla con la transparencia y rendición de cuentas para terminar con la opacidad en el Congreso del Estado”, anotó.

Y es que de acuerdo al análisis del Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), el Congreso de Oaxaca gastó 342 millones de pesos más de lo que tenía presupuestado (86%), monto mayor al Fondo de Reconstrucción por los sismos de septiembre de 2017.

En el estudio que realizó a nivel nacional, reportó que 27 congresos locales gastaron mil 340 millones de pesos adicionales a lo presupuestado, en promedio 11% más, aunado a que sostener las legislaturas locales en 2018 cuesta: 14 mil 480 millones de pesos.

Es decir 1.4 veces el costo del programa “Escuelas de Tiempo Completo de la SEP en 2017 (9,369 mdp).

Asimismo, de acuerdo con el IMCO, la 63 Legislatura incurrió en discrecionalidad en la designación del capital humano, mismo que llega a los 340 empleados.

La organización señaló la asimetría presupuestal que indica ineficiencias en la función legislativa y mala planeación del gasto, además de invasión de funciones al Ejecutivo y uso indebido de recursos públicos.

Y de paso propone apegarse al presupuesto de egresos aprobado y evitar un aumento desproporcionado.

Además de evitar el gasto en ayudas sociales que impliquen el ejercicio de funciones que no son propias de las legislaturas, pero tampoco deben dar despensas o juguetes, ni ofrecer fiestas o ayudas económicas y tampoco construir obra pública.

Por lo cual sugiere dotar de autonomía financiera a todos los órganos superiores de fiscalización, implementar un servicio profesional de carrera en los congresos.

Además de tener consejos fiscales con autonomía técnica que formen parte de los poderes legislativos locales. Los consejos fiscales son órganos técnicos que presentan análisis sobre temas hacendarios.


 

Relacionadas: