El maíz nativo sigue vigente en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

El maíz nativo sigue vigente en Oaxaca

Es la principal fuente de alimento para las comunidades indígenas, dicen representantes de asociaciones civiles.


El maíz nativo sigue vigente en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

A pesar de las grandes sequías que enfrentan el campo y la invasión de las grandes empresas en los territorios comunales, la cosecha del maíz nativo sigue siendo la principal fuente de alimento para las comunidades indígenas.
En el marco del Día Nacional del Maíz Nativo que se celebra este 29 de septiembre, asociaciones civiles que promueven la defensa de esta semilla mediante el Espacio Estatal en Defensa del Maíz Nativo de Oaxaca, analizaron los retos y desafíos en las comunidades.

Doris Verónica Carmona Domínguez, de EDUCA, A.C., expuso que este año se analiza este tema en un contexto complejo en la región de los Valles Centrales, donde las condiciones climatológicas han mermado la cosecha del maíz.

“Ha llovido muy poco en la región, en la zona de Ejutla de Crespo solo se va rescatar el 40 por ciento de las cosechas, pero hay esperanza que el próximo año sea mejor, las comunidades campesinas son pueblos de esperanza, dejan toda la esperanza en el campo, ellos están defendiendo sus semillas y sus territorios”.

Mencionó que actualmente las comunidades campesinas que defienden sus semillas nativas, también enfrentan una serie de violaciones a sus derechos ancestrales, “en el que modelo extractivo avanza, este despojo cada vez más es más violento y vienen por nuestras tierras, niñas, niños y personas”.

“Hay un despojo a nuestras formas de vida, vienen por el agua, el mineral, por nuestros bosques, las grandes empresas también vienen por la historia de los pueblos, es un modelo depredador y están criminalizando los movimientos sociales, están confrontando a las comunidades como en sucede en la región del Istmo de Tehuantepec con la instalación de las eólicas”.

Los participantes a la mesa de análisis, coincidieron que estos proyectos amenazan principalmente a la cosecha de los productos orgánicos como el maíz nativo, por ello los campesinos defienden sus territorios.

“El maíz es un elemento importante en la defensa de las tierras, el maíz está en el centro de las comunidades, a través de los estatutos de las asambleas comunitarios muchos pueblos han determinado defender el maíz nativo”, refirió Carmona Domínguez.

Juan Carlos Julián Morales, quien promueve la cosecha del maíz nativo desde las instituciones educativa, señaló que las grandes empresas que pretenden llevarse este alimento para fines comerciales, han provocado un grave daño al campo oaxaqueño y a la convivencia social.

“Ellos ven únicamente lo comercial, anteriormente los pueblos intercambiaban sus semillas mediante el trueque donde que les permitían establecer vínculos familiares, ahora llegan estas empresas y se llevan el maíz nativo, crean patentes para hacer campañas engañosas de combatir el hambre, pero solo es para llenarse los bolsillos de dinero”.

Dijo que aunado a estas prácticas, el mismo sistema gubernamental mexicano promueve políticas públicas equivocadas donde involucra el maíz, sin embargo, “para acelerar estos programas están modificando las semillas, ejemplo de ello son los transgénicos”, advirtió.

Mercedes García Nava, representante de las comunidades indígenas, destacó que ante los cambios que se vive en la sociedad y el medio ambiente, “se debe ver el maíz nativo y el campo como una solución a la demanda de alimentación”.

“No se debe ver el campo con signo de dinero, porque el campesino siempre lo mira como una vida, cuando se pierde el maíz nativo se pierde el amor por el campo, los niños ya no quieren ir al campo, pero por más que los hijos estudien, se le debe inculcar la cultura del campo porque de eso vamos a vivir siempre”, apuntó.

Según datos de las autoridades, en México existen 60 razas de maíz nativo y 35 de ellas se encuentran en Oaxaca, lo cual representa el 58 por ciento de la diversidad nacional. Esta riqueza genética se mantiene gracias a la selección y la conservación que realizan los grupos indígenas.


 

Relacionadas: