Pide Lila Downs la apertura del CIMO | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Pide Lila Downs la apertura del CIMO

La intérprete oaxaqueña reitera su compromiso de seguir apoyando a mujeres para su crecimiento profesional y empoderamiento.


Pide Lila Downs la apertura del CIMO | El Imparcial de Oaxaca

La cantautora oaxaqueña Lila Downs, exige que proyectos como el Centro de Iniciación Musical de Oaxaca (CIMO) se reactiven, luego de que fuera inaugurado en la anterior administración, pero cerrado por algunos desperfectos y anomalías.

Abordada luego de recibir el reconocimiento como Mujer Líder en Oaxaca por la Cámara Nacional de la Industria de la Transformación (Canacintra), reitera que no por cuestiones políticas puede seguir cerrado.

“Hubo ahí un gasto muy fuerte por parte del gobierno, pero no se debe mirar si es uno u otro gobierno, sino ver el trabajo que se hizo y seguirle, es muy triste (que siga cerrado)”, afirmó.

Ícono del empoderamiento femenino, figura de las luchas sociales, entre las producciones de la cantautora se cuentan “La línea” (2001), “Una sangre” (2004), “La cantina” (2006), “Ojo de culebra” (2008), “Pecados y Milagros” (2011) y “Raíz” (2014).

Los estudiantes están en otro local que no es el adecuado, entonces es un proyecto que vale la pena y no debe seguir así, sostuvo la cantante que lleva en su canto a los desaparecidos, los migrantes, las mujeres, los indígenas y las injusticias sociales.

“Seguimos apoyando a las mujeres, a su empoderamiento (desde el Fondo Guadalupe Musalem), pedimos que se acerquen a esta noble causa y felicitamos a las becarias que han salido graduadas y con postgrados en el extranjero”, reconoció.

Su música es mezcla jazz, blues y hip-hop con cumbia, ranchera y bolero, y sus letras, propias o de autores como Álvaro Carrillo, José Alfredo Jiménez y Agustín Lara, hablan del amor, la vida y la pena, o de la resistencia, las muertes que no debieron ser y el orgullo mexicano.

Lila ha pisado grandes escenarios de Europa, América Latina y Estados Unidos y colaborado con Enrique Bunbury, Mon Laferte, Totó la Momposina, Mercedes Sosa y Celso Piña, entre otros.

Con Andrés Calamaro grabó “Envidia”, de su álbum más reciente, “Salón, lágrimas y deseo” (2017), tema que nació de su decepción por el triunfo de Donald Trump, con su discurso antimexicano, como presidente en Estados Unidos.

Downs también puso música al caso de 43 estudiantes rurales de Ayotzinapa desaparecidos en 2014 -tras ser detenidos por policías y entregados a un grupo criminal- a los que rindió homenaje con “La patria madrina”, un dueto con el colombiano Juanes e incluida en el disco “Balas y chocolate” (2015).

También hay grandes tragedias que le duelen y que transforma en activismo, por ejemplo luchando contra los feminicidios o apoyando a los damnificados de los terremotos de 2017 y a las mujeres vulnerables.

“La música es un cobijo en tiempos difíciles y un medio para hablar de las cosas en un país donde cuesta decir y opinar”, ha declarado la cantautora, casada desde hace más de 20 años con el músico estadounidense Paul Cohen.


 

Relacionadas: