Oaxaqueños deben aprender a construir en zonas sísmicas | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Oaxaqueños deben aprender a construir en zonas sísmicas

Celebran el Simposium Internacional a un Año del Sismo


Oaxaqueños deben aprender a construir en zonas sísmicas | El Imparcial de Oaxaca

En poblaciones pequeñas con alto índice de sismicidad, la población aprende a construir de manera que los temblores no afecten sus edificaciones, por ello un mismo sismo puede tener diferentes grados de daño, según la región afectada, dijo Víctor Eleazar Flores González, exdelegado estatal de la Asociación Mexicana de Directores Responsables de Obra y Corresponsables Delegación Oaxaca, A.C. (AMDROC).

En vista del peligro que representan los sismos para la vida humana, pero sobre todo por el terrible desdén que la sociedad moderna ha demostrado por la prevención ante los desastres, resulta de capital importancia retomar las lecciones aprendidas en el pasado para asegurar que las futuras generaciones estarán mejor preparadas en el muy probable caso de encontrarse en medio de un terremoto en algún momento de su vida, indicó.

Tras celebrar el Simposium Internacional a un Año del Sismo, se planteó la necesidad de utilizar tecnología de punta para escanear escuelas, edificios gubernamentales, monumentos históricos, hospitales, hoteles, teatros y edificaciones en general.

Flores González dijo que se ha planteado la generación de reglamentos regionales con estudios de espectros sísmicos, apoyar talleres para ingenieros, arquitectos y constructores en las zonas vulnerables por los sismos e integrar la “Red Estatal de Valuadores de Daños”.

La ciencia actual, hasta la fecha, solamente ha podido identificar aquellas zonas de la corteza terrestre en las cuales estos fenómenos ocurren con mayor frecuencia, pero al observar que prácticamente en todas las áreas pobladas del planeta se presentan sismos, la preparación y la educación resultan indispensables y su realización es impostergable, subrayó.

En tanto, Heliodoro Díaz Escárraga, coordinador de Protección Civil, expresó que los sismos pueden ser rápidos e intensos, por ello la prevención y mantenerse informado son herramientas indispensables para estar a salvo, pues no hay que olvidar que en las emergencias sobreviven los más preparados, no los más fuertes.

Indicó que tras los sismos del 7 y 19 de septiembre, que ocasionó la muerte de decenas de personas en el estado, así como cientos de inmuebles dañados y miles de oaxaqueños damnificados, es necesario redoblar esfuerzos para hacer realidad la cultura de la prevención.

Coincidió con especialistas que sostienen que el conocimiento del fenómeno sísmico y la cultura de los simulacros es necesaria para evitar daños mayores, ya que un sismo puede dañar más o menos alguna región, según la cultura de la prevención que en ésta se tenga.

Ante tal escenario, lo único que nos puede ayudar es la prevención y las autoridades se han dado a la tarea de difundir que antes de un temblor es necesario prepararse, tener un plan familiar de protección civil; organizar y participar en simulacros de evacuación; identificar las zonas de seguridad; revisar las instalaciones de gas y luz; y almacenar alimentos no perecederos y agua.

El primer registro escrito sobre fenómenos geológicos en Oaxaca, específicamente sobre sismos, data del 1 de abril de 1532. Correspondió a un temblor sentido “fuertemente en Veracruz y Oaxaca, la Cañada y pueblos de la Sierra”.

De acuerdo con Gustavo Wilches Chaux, las tareas de prevención de los desastres con la participación popular es caminar juntos para dignificar la vida.


 

Relacionadas: