La 63 Legislatura de Oaxaca hereda deuda cercana a los 100 mdp - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

La 63 Legislatura de Oaxaca hereda deuda cercana a los 100 mdp

Derivado de las deudas que arrastra el Congreso del Estado de Oaxaca desde 2014, 2015 y 2016, diputados de la 63 Legislatura estiman heredar una deuda cercana a los 100 millones de pesos (mdp).


La 63 Legislatura de Oaxaca hereda deuda cercana a los 100 mdp | El Imparcial de Oaxaca

El presidente de la Mesa Directiva, Jesús Romero López, explicó que que la actual legislatura recibió una deuda de 300 mdp, del cual ya se liquidó más del 50 por ciento.
“Toda legislatura deja deudas, recibimos 300 millones de pesos de la pasada legislatura, ahora todavía no sabemos, ya se pagó parte de lo que recibimos, dejaremos entre 100 y 120, una reducción de casi el 50 por ciento”, expuso el diputado del partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena).

Las deudas que arrastra el Poder Legislativo desde 2014, derivan de los excesos cometidos por los diputados del Partido Revolucionario Institucional (PRI), que en su momento fueron encabezados por Alejandro Avilés Álvarez, quien regresará como legislador plurinominal en la 64 Legislatura.

En 2014, cuando fungía como presidente de la Junta de Coordinación Política (Jucopo), adquirió diversos bienes innecesarios para el congreso local, entre estos equipos para el equipamiento de un gimnasio que nunca se usó.

Con un costo de más de 700 mil pesos, también eregó recursos para la construcción de una cafetería y otros gastos que hoy en día siguen pagando los oaxaqueños.
Al concluir la 62 Legislatura, los diputados priistas que entonces eran mayoría, dejaron una deuda superior a los 300 millones de pesos, lo que representa alrededor del 50 por ciento del gasto corriente que recibe anualmente el Poder Legislativo.

En 2016, tras concluir sus funciones, diversos proveedores realizaron protestas para exigir el pago de sus servicios y a la fecha, muchos no han podido cobrar facturas que derivan desde 2014.
La próxima legislatura estará integrada en su mayoría por diputados de Morena, y de hacer valer su fuerza política podrían exigirle a los priistas el destino de los recursos que se ejecutaron durante la gestión de Avilés Álvarez.


 

Relacionadas: