Con Domingo de Ramos inicia la Semana Santa en Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Oaxaca

Con Domingo de Ramos inicia la Semana Santa en Oaxaca

Una procesión del atrio del templo de Santo Domingo de Guzmán partió con destino a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción


Con Domingo de Ramos  inicia la Semana Santa en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

La entrada triunfal de Cristo a Jerusalén se escenificó ayer diversos templos de la iglesia católica con la procesión del Domingo de Ramos.

Las campañas sonaron, los cohetes retumbaron y el olor a incienso y mirra invadió cientos de templos para dar a conocer el inicio de la celebración litúrgica en comunidades que viven la fe del inicio de la Semana Santa.

Como representante aún de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello partió en una procesión del atrio del templo de Santo Domingo de Guzmán, con destino a la Catedral de Nuestra Señora de la Asunción.

Las palmas se abrieron de lado a lado para el paso triunfal, mientras tanto, el comercio de venta de figuras de este material se incrementó frente a la Catedral y en otros espacios como en la basílica de Nuestra Señora de la Soledad.

Chávez Botello fue caminando sobre el andador turístico como aquella entrada de Cristo que montado sobre un asno lo hizo días antes de su pasión, muerte y resurrección, que marca el último día de la Cuaresma y el primer día de Semana Santa.

El Evangelio de San Mateo narra que la gente alfombraba el camino por el que pasaría Cristo y gritaba: “Bendito el que viene como rey en nombre del Señor”, mientras que en la ciudad de Oaxaca los católicos llevaban palmas, olivo y alguna otra rama para participar en el evento.

La Catedral estuvo llena de católicos quienes escucharon las palabras de monseñor Chávez Botello, quien pidió a los creyentes jerarquizar los actos de esta celebración importante para la comunidad católica.

En los valles centrales, los templos se vistieron desde este domingo de adorno con colores morado y blanco para iniciar con esta muerte, pasión y resurrección de Jesucristo que concluye el domingo de Pascual.

Es común que en los pueblos, las familias creyentes, coloquen los adornos de cruces en sus puertas para así protegerse del mal.

“Es una creencia para vivir lo que pasó Cristo, pero también es necesario hacer el bien a los demás”, dijo Eulalia Mendoza, quien participó en la celebración en la Catedral de Oaxaca.

Semana Santa

De acuerdo con la religión católica, el Domingo de Ramos Jesús decide entrar a Jerusalén para entregar su vida por amor. Los fariseos y jefes buscan darle muerte y Judas trama venderlo.

Lunes, martes y miércoles santos son días de silencio para meditar los hechos suscitados y decidir por Jesucristo o Barrabás.

El jueves santo se centra en la institución de la eucaristía y del sacerdocio; evoca la ofrenda de la vida como alimento y guías capaces de entregarse hasta dar la misma vida por amor; el lavatorio de pies marca el estilo y compromiso de servir con amor y humildad.

Viernes santo, la celebración de la pasión y muerte de cristo en el viacrucis.

Se celebran las tres caídas o las siete palabras, la procesión del silencio, el rosario del pésame o la devoción al santo entierro. La Semana Santa culmina con la vigilia pascual y Domingo de Resurrección.

“Identifiquemos a Barrabás”

Al pedir vivir la vida de Cristo en esta Semana Santa, el administrador apostólico de la Arquidiócesis de Antequera, José Luis Chávez Botello, recomendó identificar a los Judas y al Barrabás que traiciona y hunden a la sociedad.

Esta celebración católica que concluye el Domingo de Pascua debe dejarse de ver como un folclor o buena costumbre de una bella devoción y menos como turistas en algún estado o lugar para vacacionar; así nunca se entenderá el sentido que Jesús le dio a esta fecha.

En medio de una sociedad manipulada que fácilmente se exalta y acepta seguir en la violencia o en los judas que siguen traicionando, mientras los fariseos que se reflejan en aquellos que ocultan sus crímenes.

Todos estos personajes bíblicos los trasladó a la vida actual de Oaxaca, inmersa en diversos aspectos negativos que dañan a los no católicos como la corrupción, el egoísmo, el crimen y la violencia.

También pidió educarse del cómo se tiene que vivir y prepararse para lo que viene en este año, como las elecciones de julio próximo cuando se renueven diversos cargos de representación popular.

Ahí pidió a la sociedad estar alerta, pedir respuestas, compromisos de los candidatos para que la pobreza, marginación y necesidad de la gente ya no sea bandera de engaño para ganar votos.

A la sociedad recomendó no siga la inercia de irse con la multitud o intereses, porque basta que unos decidan por todos, es momento de retomar el camino: “aún estamos a tiempo de reforzar y redireccionar el rumbo, aunque el fruto no sea inmediato”.

“Basta que nos dejemos tocar, ya sea por un consejo o algo. Nada está perdido mientras tengamos vida y desde el corazón experimentemos amor”, asentó.

El purpurado pidió encauzar el malestar social para saber a dónde se va a caminar, en personas privadas de la libertad observó un buen momento para tocar fondo y cambiar vidas.

Este domingo, el purpurado encabezó la procesión de Domingo de Ramos desde el atrio del templo de Santo Domingo de Guzmán con destino a la Catedral en recordatorio a la entrada triunfal de Jesús a Israel.


aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------