Aeroméxico presenta un amparo contra la reducción de vuelos en el Aeropuerto de Ciudad de México - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Aeroméxico presenta un amparo contra la reducción de vuelos en el Aeropuerto de Ciudad de México

La aerolínea “sometió a revisión judicial” la declaración de saturación y estudios del aeropuerto de la capital, documentos con los que el Gobierno pretende beneficiar el traslado de operaciones al nuevo aeródromo Felipe Ángeles


Aeroméxico presenta un amparo contra la reducción de vuelos en el Aeropuerto de Ciudad de México | El Imparcial de Oaxaca
Pasajeros en los mostradores de AeroMéxico en el Aeropuerto Internacional Benito Juárez, en Ciudad de México. AFP

La aerolínea bandera de México, Aeroméxico, le ha plantado cara al Gobierno de López Obrador. La empresa ha “sometido a revisión judicial” la declaración de saturación y los estudios con los que la Administración federal pretende justificar la reducción, mediante un decreto, de los vuelos desde y hacia el Aeropuerto Internacional Benito Juárez de Ciudad de México (AICM). El Ejecutivo busca reducir en un 20% los vuelos en el antiguo aeródromo e incrementar las operaciones en el recién inaugurado Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA) que apenas tiene una docena de vuelos activos. De acuerdo con el expediente del caso consultado por EL PAÍS en el Consejo de la Judicatura, el amparo indirecto fue admito el pasado viernes por un juzgado especializado en Competencia Económica de la Ciudad de México. La empresa no ha solicitado la suspensión sobre las medidas decretadas por el Ejecutivo mientras se desarrolla el proceso. La audiencia inicial se agendó para julio próximo.

La compañía ha reconocido este miércoles que sometió a revisión judicial aspectos relacionados con declaraciones de saturación y estudios sobre la capacidad operativa en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM). “Los actos reclamados son la declaratoria de saturación de los edificios terminales del AICM y un análisis que limita el número de operaciones en este aeropuerto, el cual fue elaborado por la anterior administración de los Servicios a la Navegación en el Espacio Aéreo Mexicano (Seneam) y que carece de elementos técnicos fundamentales. En ninguno de los actos reclamados se incluye al Aeropuerto Internacional Felipe Ángeles (AIFA)” ha declarado la empresa por escrito este miércoles.

La empresa mexicana ha asegurado que pese a llevar a tribunales las disposiciones del Gobierno federal, su compromiso con el desarrollo aeroportuario de la zona metropolitana persiste y por ello, el pasado 19 de mayo anunció un significativo incremento de sus operaciones hacia y desde el AIFA, con lo que estará ofreciendo más de un millón y medio de asientos desde dicho aeropuerto en 2023. Acapulco, Cancún, Guadalajara, Monterrey y Oaxaca son algunas de las nuevas rutas que se tienen previstas desde el recién inaugurado aeródromo. “Esto último se logrará gracias a la creciente inversión en flota adicional, lo que permite mantener la red y la conectividad actual desde el AICM”, insistió la empresa en un comunicado.

Desde 2014, la entonces Dirección General de Aeronáutica Civil publicó en el Diario Oficial de la Federación la declaratoria de saturación en el campo aéreo del AICM, en los horarios de las 07:00 a las 22:59 horas. Tres años después, en marzo de 2017, la actual administración reiteró la declaratoria de saturación. “De acuerdo con la información proporcionada por el AICM se infiere que se rebasó el número máximo de pasajeros que pueden ser atendidos de manera óptima por hora en cada edificio terminal en más de 25 ocasiones en el año”, refiere la Agencia Federal de Aviación Civil en el Diario Oficial de la Federación. Tras esta declaratoria, una semana después, las autoridades publicaron las nuevas disposiciones sobre los horarios de despeje y aterrizaje en el aeropuerto capitalino para la temporada de verano, reglas que tendrán vigencia hasta octubre próximo.

Pablo Casas, director del Instituto Nacional de Investigaciones Jurídico Aeronáuticas (Inija), advierte que será muy complicado para Aeroméxico demostrar ante los tribunales que las disposiciones por saturación en el AICM carecen de fundamento porque al ser resoluciones emitidas desde 2014 se entiende que ya fueron consentidas desde ese entonces por las aerolíneas. “Desde el punto de vista técnico-jurídico, realmente Aeroméxico tendría que haber ido a la Comisión Federal de Competencia Económica, sobre todo cuando se trata de actos consentidos. Pero aparte en el decreto publicado en marzo de este año solo serán vigentes hasta el 30 de octubre de 2022, en todo caso si estas disposiciones causan un daño a la aerolínea, estas medidas tienen una temporalidad”, zanja.

El aeropuerto Felipe Ángeles en el Estado de México fue inaugurado el 21 de marzo y allí funcionan actualmente el Grupo Aeroméxico, Volaris, Viva Aerobus y Conviasa. La decena de operaciones diarias en el nuevo aeropuerto contrasta con las 900 del Benito Juárez, que alcanzó su límite de seguridad operativa, con más de 50 millones de pasajeros. El AICM representa el 50% de las operaciones aéreas a nivel nacional, por lo que los atrasos que se generan en él, repercuten en el resto de los aeropuertos del país y en los propios vuelos de regreso. Para intentar desahogar un poco el atasco en el AICM y darle más operaciones al Felipe Ángeles, en mayo pasado, el Gobierno anunció la transferencia inmediata de los vuelos de carga y los charters al nuevo aeródromo, sin embargo, el traslado ha resultado insuficiente para equilibrar la balanza, los vuelos comerciales son la pieza clave de esta ecuación.


 

Relacionadas: