López-Gatell asegura que quinta ola de Covid-19 no es para preocuparse | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

López-Gatell asegura que quinta ola de Covid-19 no es para preocuparse

El subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud señaló que, como muchas otras enfermedades que se transmiten vía respiratoria y de causa viral, el Covid-19 “se va a quedar para siempre”


López-Gatell asegura que quinta ola de Covid-19 no es para preocuparse | El Imparcial de Oaxaca

En la conferencia presidencial de esta mañana, el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell, descartó que haya que preocuparse ante una inminente quinta ola de covid-19 en el país, pues gracias a la vacunación la gravedad de la enfermedad no es alta y menos aún la hospitalización y manifestó que, como muchas otras enfermedades que se transmiten vía respiratoria y de causa viral, el Covid-19 “se va a quedar para siempre”.

“Empezará a haber oleadas que cada vez empezarán a estar en fase estacional, lo más probable entre octubre y marzo, y en uno o dos años tendremos cierta regularidad de esa presentación estacional, ese marco es hipotético, no hay manera de tener predicción exacta sobre qué fecha empezará a ser estacional”, indicó el subsecretario.

Lo anterior lo aclaró López-Gatell tras una pregunta ante la preocupación que se dio luego que ayer la Secretaría de Salud federal anunció que debido al incremento de los casos (18 mil en una semana), desde hoy el reporte técnico sobre la situación de la enfermedad en el país se hará de nuevo diario, y es que en las últimos meses el informe se difundía semanalmente.

Destacó que la diferencia entre la gravedad de la enfermedad y las altas tasas de mortalidad que causó en su primera etapa, se transformó gracias a las vacunas.

“La pandemia tuvo dos grandes etapas, independientemente de las cuatro olas, la previa a vacunas y la posterior a ellas. El impacto de la enfermedad cambió radicalmente con las vacunas. Las primeras dos olas y una parte de la tercera tuvieron un impacto importante en producir no sólo enfermos, sino personas gravemente enfermas que acababan en el hospital y lamentables defunciones; (mientras) en la cuarta ola, no sólo en México sino el mundo, en la temporada de la variante Omicrón, ya había coberturas de vacunación no en todos los países, pero sí algunos, tan altas, como la que hemos alcanzando en México con más de 92 por ciento en la población adulta y de 87 por ciento si consideramos a toda la población vacunada”.

Lo anterior, señaló, produjo como consecuencia una gran cantidad de casos, debido a que la variante Omicrón es más transmisible, pero con proporciones bajas de hospitalizaciones y más pequeña aún de pérdida de vidas a causa de la enfermedad.

“La gran diferencia la hace la vacunación y la variante, en este caso Omicrón”. Por ello, recomendó que quienes aún no completan el esquema de inmunización, que así lo hagan.


 

Relacionadas: