2 de octubre, movimiento que trascendió a nivel sociocultural
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

2 de octubre, movimiento que trascendió a nivel sociocultural

A 52 años es importante que los hechos tengan el lugar que merecen en la historia nacional


2 de octubre, movimiento que trascendió a nivel sociocultural | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Para Mario Virgilio Santiago Jiménez, de la Facultad de Filosofía y Letras (FFyL) de la UNAM, además de los logros de los estudiantes y sus demandas, lo que trascendió en el movimiento estudiantil de 1968, fue todo lo que vino después “de cómo se ha transmitido en las generaciones, cómo se ha resignificado”.

Asegura que el movimiento trascendió, principalmente, a nivel sociocultural, pues tiene quE ver con un impacto en la cultura política de amplios sectores de clases medias ilustradas, por ejemplo los universitarios.

“Fue en términos del potencial que tiene la movilización social en la capital de un país altamente centralizado, de alzar la voz, ocupar espacios públicos y poner reclamos en la mesa; si se logran o no es otra historia, pero en principio su impacto fue sociocultural y esa posibilidad de imaginar lo imposible, por eso ha trascendido y se ha mantenido. Si sólo fuera político habría terminado como un dato en una monografía y ya”, afirma el investigador.

Santiago Jiménez agrega que adquiere mayores dimensiones y atención por el número de movilizados, pero también porque “ese año están los ojos del mundo puestos en México por los Juegos Olímpicos”.

En un foro virtual realizado por la máxima casa de estudios del país, Eugenia Allier Montaño, del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS), destacó que a 52 años es importante que los hechos tengan el lugar que merecen en la historia nacional porque, además de ser una de “las represiones más graves que ha llevado a cabo el Estado mexicano”, sirvió de inspiración y ejemplo para las nuevas generaciones pues “se trata de uno de los múltiples peldaños que nos han llevado, como sociedad, a la democracia que tenemos hoy en día”.

“Cuando revisas los movimientos estudiantiles como el del 86, el del 99, el movimiento Yo soy 132, todos ellos se sienten herederos del 68, por el tipo de luchas y casi a todos se les compara con el propio 68”, destacó.


 

Relacionadas: