López Obrador califica de hecho histórico el quitar fuero presidencial | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

López Obrador califica de hecho histórico el quitar fuero presidencial

Con esta iniciativa, dice el presidente, un Ejecutivo Federal en funciones podrá ser juzgado por corrupción, delitos electorales y cualquier delito, como cualquier otro ciudadano.


López Obrador califica de hecho histórico el quitar fuero presidencial | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Internet

Quitar el fuero presidencial, que existe desde la Constitución de 1857 y que se mantuvo en la Carta Magna de 1917, es un hecho histórico, consideró el presidente Andrés Manuel López Obrador.

Durante la conferencia matutina, celebró que la iniciativa haya alcanzado 420 votos a favor, cero en contra y 15 abstenciones en la Cámara de Diputados, ya que con esto el Ejecutivo Federal en funciones podrá ser juzgado por corrupción, delitos electorales y cualquier delito, como cualquier otro ciudadano.

“Esta fue una iniciativa que enviamos al Congreso, fue uno de los compromisos que hicimos a lo largo de mucho tiempo de lucha, desde la oposición, y nos comprometimos que al llegar al gobierno, se iba a terminar con el fuero presidencial”, expresó.

Ahora, indicó, la reforma pasará al Senado y luego se enviaría a los Congresos locales para su aprobación en definitiva.

“Se requieren dos terceras partes. Se lograron todos los votos que se necesitan en la Cámara de Diputados, considero que va a suceder lo mismo en el Senado y se va a requerir la aprobación de la mitad más uno de los Congresos locales para que ya quede establecido en la Constitución”, explicó.

El primer mandatario hizo votos para que este mismo ejemplo se pueda aplicar a otros servidores públicos y representantes populares para que todos estén en igualdad de circunstancia y actúen como buenos ciudadanos, además de buenas autoridades.