Video: Iban por mí y mataron a la hermana de Odín Ciani | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Video: Iban por mí y mataron a la hermana de Odín Ciani

“Salgo (a los medios de comunicación) porque quiero pedir ayuda. Esto es un grito de ayuda. No nada más por mí (…) De todas maneras estoy en peligro. Alguien me mandó matar”, dijo la doctora María Isabel González, a quien buscaban el día que mataron a la hermana de Odín Ciani, Angélica Ciani.


Video: Iban por mí y mataron a la hermana de Odín Ciani | El Imparcial de Oaxaca

María Isabel González, doctora a quien buscaban para matar cuando, por error, asesinaron a la hermana del comentarista deportivo Odín Ciani, Angélica Ciani González, comentó que antes de que ocurriera el crimen, un hombre fue a buscarla a su casa para solicitar una cita, pues ella es psicóloga. Subrayó que “salió” porque ya no confía en las autoridades y quiere pedir ayuda.

“Yo estaba confiando en la policía y en que estaban haciendo su trabajo”, señaló la doctora González al tiempo de referir que las autoridades en Baja California no tienen fotocopiadoras para sacar copias de los expedientes.

“Salgo (a los medios de comunicación) porque quiero pedir ayuda. Esto es un grito de ayuda. No nada más por mí (…). De todas maneras estoy en peligro. Alguien me mandó matar”. Dijo desconocer quién la quiere matar, por lo que espera que la policía haga su trabajo y dé con los responsables.

Señaló que ya volvió a recibir mensajes de personas que le piden citas, supuestamente recomendadas por otras personas, gente que la doctora no conoce.

En entrevista, la doctora González recordó que, mientras estaba en la escuela, estudiando el doctorado, “una persona que no conozco fue a mi casa a pedirme una consulta”, lo que se le hizo raro porque “nadie sabe dónde vivo”.

Pese a lo extraño de lo ocurrido, le dio una cita a este hombre. Detalló que el día en que mataron a la hermana de Odín Ciani, lunes de 3 de julio, era el primer día que daba consulta en dicho lugar. “Reviso mi celular y me había mandado la persona dos mensajes para corroborar que yo iba a estar ahí. Me habla por teléfono a las 12 del día y me dice: doctora ya estoy en el río, nada más en lo que cruzo. Cuelgo, me quedo esperando y, a los 15 minutos, escucho los impactos de bala”.

María Isabel González explicó que a la persona que mató a la doctora Ciani nunca le dijo que su consultorio estaba en el segundo piso; “yo le dije estoy arriba”, de un restaurante. Además, “el cubículo donde yo estaba no dice ‘consultorio’, no dice nada; estaba un poco escondido.

Después de eso la persona que había pedido la cita la bloqueó del WhatsApp. “Bajo y ya están las patrullas, y están unos colegas y me dicen: le acaban de disparar a la doctora Ciani. En ese momento yo perdí mi paz”.

González recordó que un mes antes de los hechos había muerto su esposo. Ante la duda, le recomiendan acudir a declarar. “Al otro día llegan los agentes por mí y me dicen: tienes que rendir una declaración en forma porque vamos a abrir una investigación”.

Agregó que los agentes le dijeron que no tenían protocolos para ofrecerle protección en esa situación. “Yo no quiero hacer una acusación porque yo, ahora, no tengo confianza en la policía”.

El miércoles de la semana pasada, dijo la doctora, volvió a recibir mensajes de WhatsApp, en los que le vuelven a decir que una persona la recomendó para que les dé una cita. Aunque nadie la ha amenazado, María Isabel González precisó que fue amenazada “por parte de ciertas personas, allegados a mi esposo fallecido”.

“Yo no quiero hacer una acusación porque yo, ahora, no tengo confianza en la policía”, sostuvo González el tiempo de asegurar que no quiere que, por presión mediática, se culpe a un inocente, pues el detenido fue el autor material, “pero hay autores intelectuales (…) No quiero, por ningún motivo, que se vaya a inculpar a un inocente”.

La doctora González señaló que, cuando murió Angélica Ciani, “perdí todo. Tuve que dejar mi doctorado, tuve que dejar de consultar; ya no puedo estar tranquila en mi casa porque las personas que me buscan saben dónde vivo”.

Concluyó reiterando la petición de ayuda, pues “lo que quiero es confiar en las autoridades. Todos los bajacalifornianos necesitamos y queremos confiar en las autoridades”.