Libertad de Prensa: la libre opinión en México corre peligro de muerte | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Nacional

Libertad de Prensa: la libre opinión en México corre peligro de muerte

Los periodistas mexicanos han sido a nivel mundial los actores críticos más vulnerados en el ejercicio de su profesión.


Libertad de Prensa: la libre opinión en México corre peligro de muerte | El Imparcial de Oaxaca

En 1993, la Asamblea General de las Naciones Unidas proclamó el 3 de mayo como el Día Mundial de la Libertad de Prensa. En los tiempos actuales, este día se ha convertido en una fecha en la que muchos sectores, sobre todo el periodístico, se interrogan acerca de la libertad de prensa a nivel mundial.

La fecha, creada para “celebrar los principios fundamentales de la libertad de prensa”, así como “evaluar la libertad a nivel mundial y defender los medios de comunicación de los ataques sobre su independencia”, en México cobra mayor relevancia uno de los objetivos que las Naciones Unidas le da a esta fecha: “rendir homenaje a los periodistas que han perdido sus vidas en el desempeño de su profesión”.

La importancia de la labor periodística radica en el complejo tejido que forman los hilos del acceso a la información, la claridad en la rendición de cuentas de los gobiernos y la conformación de un pensamiento crítico en la ciudadanía, para la construcción de sociedades más democráticas.

Los periodistas mexicanos han sido a nivel mundial los actores críticos más vulnerados en el ejercicio de su profesión, al perder sus vidas por investigar y publicar historias sobre corrupción o narcotráfico.

La organización Artículo 19, que se encarga de visibilizar ataques a la libertad de expresión y prensa, así como de observar el ánimo en diferentes países en cuanto al tema y emitir alertas sobre la vulnerabilidad tanto de periodistas como del acceso a la información, ha informado que “del año 2000 a la fecha, ha documentado el asesinato de 115 periodistas en México, en posible relación con su labor periodística”.

En contraparte, en nuestro país se encuentran los medios de comunicación que, adheridos a la administración oficial, reciben millones de pesos por concepto de publicidad, que desafortunadamente no ha sido regulada, a pesar del amparo promovido justamente por Artículo 19.

Lo anterior pone en desventaja a los medios independientes, pues al priorizar la información generada desde el gobierno, desde medios de comunicación con alcances mayores, queda de lado el punto de vista crítico, que es el que genera la discusión y el debate.

Sin debate, el camino hacia la rendición de cuentas es aún más largo, retrocediendo en vez de caminar con pasos firmes y seguros hacia la democracia.

En el Día Mundial de la Libertad de Expresión, valdría la pena preguntarse si en México y en Oaxaca se goza del derecho fundamental del acceso a la información y si éste se ejerce sin contratiempos por quienes, en su afán de comunicar, dan a conocer historias que de lo contrario, permanecería en la oscuridad, negando a la sociedad la oportunidad de saber y cuestionar.


 

Relacionadas: