Se soltó el Diablo del carnaval en Trinidad de Zaachila
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Se soltó el Diablo del carnaval en Trinidad de Zaachila

La muerte del pecaminoso Malaco deja viudas y abre el baile para el gozo de la carne


Fotos: Adrián Gaytán / Los bailables, la tradición en Trinidad de Zaachila
Fotos: Adrián Gaytán / Los bailables, la tradición en Trinidad de Zaachila

Y el difunto Malaco pagó ayer, con su fusilamiento, todas las fechorías cometidas en agravio de los habitantes de Trinidad de Zaachila. Con su muerte dejó múltiples viudas que durante el peregrinar por las principales calles de esta comunidad situada al sur de la capital, vecina de la cabecera Villa de Zaachila, rogaban por el perdón de los pecados del mujeriego hombre.

Así se vivió la tarde noche de ayer el carnaval de Trinidad de Zaachila que inició con el recorrido del carro alegórico que transportaba a la reina del carnaval, gracia que tocó esta vez a la niña, Valentina de la Luz Antonio, quien fue acompañada por sus princesas. Ella radiante, vestida de tul rosa presidiendo el carnaval, a su derecha e izquierda sus princesas, dos de ellas con vestimentas azules y una canastilla en las manos de donde de cuando en cuando sacaban dulces para arrojarlos a la multitud que seguían el recorrido; otra más, no mayor de 10 años, con un vestido rojo intenso y que iba observando a sus súbditos.

Una banda a ambos costados del carro principal y más adelante los diablos, Malaco y sus viudas. De acuerdo con el relato de Elía Pérez Medina, el carnaval abrió con el recorrido de la reina y sus damas de honor. Acto seguido los diablos y sus vestimentas de vivos colores, con una especie de sombrero de plumas y mascarones que, para seguir la tradición, serán obsequiados a las víctimas de las fechoría de los malévolos diablos en fecha próxima.

El recorrido fue seguido por pequeños, hombres y mujeres disfrazados de diablos, de fulanos y con amplias capas de una tela brillante, con grandes cordones asemejando grandes cabelleras verdes, amarillas y una danza de incansables brincos y gritos chillones.

Es la noche previa al miércoles de ceniza que marca la cuaresma, el periodo de recogimiento pero, como ayer, fue la oportunidad de soltarse la rienda. Malaco fue fusilado, a pesar de los ruegos, las plegarias de las mujeres que abogaban por él. Coscolino, pagó con su vida tener ojo alegre.

Tras el fusilamiento de Malaco se desató una agria disputa entre las viudas por los restos mortuorios del hombre y…por sus bienes. La festividad en Trinidad de Zaachila continuó con un bailable en la explanada municipal donde, de antemano, se anunció la octava.

En Trinidad de Zaachila se soltó el Diablo vestido de Malaco.

 

Malaco con una de sus mujeres; al caer la noche será viuda

aa

 

Relacionadas:

--------------------------------------
---------------------------------------