Busca balonero huatleco recuperarse de la pandemia - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Busca balonero huatleco recuperarse de la pandemia

Javier Martínez dijo que a él también le perjudicó el Covid y en este 2022, gracias a Dios, ya medio recuperó su economía


Busca balonero huatleco recuperarse de la pandemia | El Imparcial de Oaxaca
Javier Martínez se concentra mucho en su trabajo para que los balones de futbol le queden bien y así los clientes no le reclamen

El ciudadano Javier Martínez es un huautleco que lleva 16 años fabricando pelotas de futbol, él aprendió el oficio en la capital oaxaqueña gracias a un amigo que le enseñó, dice que así como a miles les afectó el Covid a él también le perjudicó la pandemia y en este 2022, gracias a Dios, ya medio recuperó su economía y “aunque sea” tiene para “irla pasando” adquiriendo sus alimentos básicos.

Declara que algunos de sus clientes le reclaman sobre por qué no les lleva luego los balones tan luego los termina de coser en su taller ubicado en la avenida 16 de septiembre No. 69 en esta ciudad, por lo que comenta que en ocasiones prefiere irlos a vender a Santa María Chilchotla, San Antonio y San José Tenango, a pesar de los gastos que ocasiona desembolsar para el transporte, ida y vuelta, pero lo disfruta.

Agrega que llegó a la Ciudad de Oaxaca en 1971 y que ahí conoció a su maestro, expresó su agradecimiento a este mazateco de San Jerónimo Tecoátl por haberle enseñado el oficio porque de esto vive hoy. También dice Javier que depende de un patrón de la capital oaxaqueña a quien recientemente le compró cien cortes de balones y ya él pone hilo cáñamo, dos agujas, guantes, y así cose el material de vinil de varios colores, que ya convertido en pelotas de futbol los vende a 70 y 75 pesos.

A sus 64 años recuerda que conoció la Ciudad de Oaxaca a los 13 años de edad y posteriormente se estableció en su tierra natal, Huautla de Jiménez, y se concentra mucho en su trabajo para que los balones de futbol le queden bien y así los clientes no le reclamen. Añadió que el hilo cáñamo debe de ir encerado para que así los balones de futbol sean más resistentes y prefiere trabajar solo porque así avanza más.


 

Relacionadas: