Acusan a edil de Juxtlahuaca de planear daños a casas de Triquis | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Acusan a edil de Juxtlahuaca de planear daños a casas de Triquis

Los desplazados exigen que se investigue la muerte de una mujer de la tercera edad dentro de su domicilio


Acusan a edil de Juxtlahuaca de planear daños a casas de Triquis | El Imparcial de Oaxaca

Más de 100 familias de desplazados Triquis de la comunidad de Tierra Blanca, Copala, perteneciente al municipio de Santiago Juxtlahuaca, denunciaron al edil Nicolás Feria Romero de orquestar todos los daños a sus viviendas, mismos que fueron verificados recientemente por la Comisión de Verificación del Gobierno del Estado luego de un recorrido realizado en dicha zona.

Detallaron que el pasado 6 de enero, la Comisión de Verificación encabezada por personal de la Secretaría General de Gobierno del Estado (Segego), la Fiscalía General (FGEO), la Comisión de Derechos Humanos, Guardia Nacional y de la Secretaría de Seguridad Pública (SSPO), se trasladaron a la comunidad con la finalidad de validar el estado de las viviendas, pertenencias y animales propiedad de los desplazados.

Refirieron que durante su traslado, un grupo de paramilitares ordenados por Feria Romero usaron a varias mujeres para bloquear y no permitir el paso de la Comisión; sin embargo, se pudo acceder a la comunidad poco tiempo después, en donde se verificaron los daños efectuados a camas, huipiles, electrodomésticos, computadoras y saqueo de dinero; así como el robo de animales domésticos como caballos, burros, chivos, borregos, guajolotes y gallinas.

Explicaron que durante el recorrido se pudo constatar que algunas viviendas fueron quemadas; además, dentro de un domicilio fue hallado el cuerpo sin vida de una mujer de la tercera edad, misma que respondía al nombre de María Petra López, por lo que exigieron se investiguen las presuntas causas de su muerte.

“Hoy más que nunca nos queda claro que la dirección colectiva de la organización con presencia en esta zona Triqui, es una organización paramilitar que disfraza su lucha haciéndola pasar como de carácter social, indígena y pacifista, pero en realidad busca satisfacer sus ambiciones políticas y económicas, así como las del edil, lucrando con la pobreza, implementando la técnica del terror y el miedo“, señalaron.

 Asimismo, responsabilizaron al presidente municipal de Juxtlahuaca del conflicto originado en Tierra Blanca, Copala, por su negligencia. Además exigieron no acreditar a la autodenominada autoridad de la comunidad, ya que luego de ser un acto de imposición, es una minoría a quienes acusan de violentar el patrimonio de los desplazados.