Crece descontento por cobros a mujeres embarazadas en Insabi de Cuicatlán | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Crece descontento por cobros a mujeres embarazadas en Insabi de Cuicatlán

Por cesárea se tiene que pagar 5 mil pesos; por parto normal, 3 mil 568 pesos. A parte es el costo de los medicamentos


Crece descontento por cobros a mujeres embarazadas en Insabi de Cuicatlán | El Imparcial de Oaxaca
InText ADEQ

Día con día crece el descontento en la mayoría de familias del municipio de San Juan Bautista Cuicatlán, comunidades circunvecinas y de toda la región de la Cañada ante los precios fijados por el Hospital de 30 camas Dr. Alberto Vargas Merino, donde después de desaparecido el Seguro Popular, el Instituto de Salud para el Bienestar (Insabi) —el cual debe brindar servicios de salud gratuitos y de calidad a todas las personas que no cuentan con seguridad social en todo el país— no ha atendido a la población ni dado respuesta favorable a sus demandas de salud.

Ciudadanos de distintas comunidades de la zona mazateca, teotiteca y cuicateca indicaron a EL IMPARCIAL los cobros por una cesárea van de 5 mil a 6 mil pesos; por un parto normal, 3 mil 568 pesos, lo anterior sin contar los medicamentos que solicitan para atención de la paciente. 

Por ello, el llamado al gobernador del Estado, Alejandro Murat Hinojosa; al secretario de Salud, Donato Casas Escamilla, para que se revise cuanto antes esta situación “es muy triste para familiares y la propia paciente tener que empeñar sus artículos personales, pedir prestado para pagar estas cantidades, máxime cuando se está enfrentando esta crisis por la pandemia del Covid-19. No se tiene trabajo y, en muchos caos, no existe circulante de dinero. La mayoría de familias son de escasos recursos económicos; difícilmente, tienen para trasporte, alimentación y en algunos casos hospedaje. Es lamentable que esté ocurriendo esto en la Unidad Médica; urge que se sumen esfuerzos de todos los funcionarios de los tres niveles de gobierno y no se continúe afectando a los ciudadanos de este municipio y de la región Cañada”, finalizaron los ciudadanos inconformes.