Un veterinario para cinco comunidades en el Valle de Etla, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Un veterinario para cinco comunidades en el Valle de Etla, Oaxaca

La escasez de profesionales dedicados a la salud de los animales hace que Zenén López atienda las necesidades de al menos cinco poblados ubicados en el valle de Etla; sólo tres zootecnistas cuidan de la salud de la población animal en Oaxaca


Un veterinario para cinco comunidades en el Valle de Etla, Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Zenén Juárez es médico veterinario; diariamente recorre unas cinco comunidades del valle de Etla para prevenir, diagnosticar y curar en forma clínica o quirúrgicamente, las patologías que afectan a los animales. La gente lo respeta y se familiariza con la atención que les brinda, coinciden sus clientes.

“Doctor es que a mi vaca le dio mastitis”, “mi perro no quiere comer y está vomitando”, “el toro está mal y no quiere comer la alfalfa”, son las quejas que diariamente llegan a los oídos del veterinario, de unos 60 años de edad, Zenén es bien conocido por los lugareños y por los lugares que ha recorrido por mucho tiempo.

Por una consulta cobra a la gente lo que cree conveniente, no tiene un precio fijo porque hay quienes no tienen suficientes recursos económicos.

Con la medicina que aplica sólo busca obtener lo invertido porque de lo contrario, el médico veterinario originario de este distrito, tendría más pérdidas que ganancias.

Hoy se celebra el Día del Médico Veterinario Zootecnista, fecha en la que se fundó la primera escuela de veterinaria México, en 1853, según indican los datos históricos.

El médico Zenén trabaja en el campo y va por la comunidad portando sus botas vaqueras y pantalón de mezclilla para atender las urgencias que surgen a diario. Él ya sabe a lo que enfrenta, en este oficio todo podría suceder, desde un animal herido hasta una simple desparasitación.

“Es un muy buen médico, siempre atiende a nuestras vacas; cuando van a parir está siempre disponible”, expresó el señor Luis López, un campesino de Mazaltepec. En esa comunidad, muchos lo buscan para que ofrezca su servicio.

“Los veterinarios curan a la humanidad”

Actualmente, en la Facultad de Medicina Veterinaria Zootecnista de la Universidad Autónoma Benito Juárez de Oaxaca (UABJO), hay una plantilla de 600 alumnos que aspiran a convertirse en médicos veterinarios.

“Se mantiene el número de aspirantes y estudiantes, incluso, en este año crecimos en un 40 por ciento”, afirmó el director de la facultad localizada en Ciudad Universitaria, José Alfredo Villegas.

Uno de los proyectos de la Universidad es la creación de un Hospital de Grandes Especies que tendrá una inversión de 6 millones 700 mil pesos, para la Facultad de Veterinaria y Zootecnia que será instalado en Zimatlán de Álvarez, dicha institución dará impulso a esta carrera, anunció.

Zénen egresó de la facultad cuando esta opción era menos demandada que Medicina y Cirugía, Derecho o Contaduría.

“Un médico veterinario zootecnista es un profesional de la medicina animal con responsabilidad y valores éticos y humanos; el médico humano cura al hombre mientras el médico veterinario cura a la humanidad”, señaló el actual director de la escuela.

Ante la demanda de esta actividad, la dirección busca apoyos por medio de diversos programas federales y robustecer a ésta.

José Alfredo Villegas, veterinario, consideró que existe un gran campo laboral por sobre cualquier otra carrera, porque en el campo oaxaqueño se requieren profesionales que respondan a las urgencias de los animales de crianza y engorda, así como de las mascotas, entre otros.

La facultad, localizada en la Ciudad Universitaria de la UABJO, es la única opción para los que aspiran a convertirse en médicos veterinarios. El director de esta institución, Alfredo Villegas, destacó que el interés de hombres y mujeres por cursar esta carrera aún es incipiente.

El MVZ no se dedica únicamente a la atención de los animales con alguna enfermedad, también interviene en el manejo, comportamiento y alimentación para la prevención de enfermedades.


Equipo reducido de médicos veterinarios en los SSO

El área de Zoonosis de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) únicamente está conformada por tres MVZ, cuando lo ideal es que en cada jurisdicción sanitaria estuvieran entre dos o tres profesionales.

Sería un total de casi 18 personas las necesarias para mantener el programa de control de enfermedades zoonóticas como la rabia, cisticercosis, así como la brucelosis que son las enfermedades producidas por la contaminación de los alimentos, transmitidos por la fauna silvestre.

El director del área, Rodrigo Paul Reyes, externó que este reducido equipo ha logrado mantener a Oaxaca como libre de la rabia desde el 2008 a la fecha.

Los integrantes de este departamento buscan mantener a la sociedad libre de cada uno de estos males, y se ha logrado.

“Los médicos veterinarios realizan un gran esfuerzo y ponen su mejor dedicación por sacar el trabajo, pese a contar con un personal reducido”, mencionó.

Los datos

  • 3 médicos integran el área de Zoonosis de los SSO
  • 6.7 millones se requieren para echar a andar el hospital de Grandes Especies de la UABJO
  • 40% se ha incremenetado la matrícula de MVZ en la UABJO