Yesenia, la joven que lleva cinco años desaparecida
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Yesenia, la joven que lleva cinco años desaparecida

Es originaria de San Juan Mixtepec, pero fue vista por última vez el 12 de mayo de 2015 en el centro de Tlaxiaco.

  • Yesenia, la joven que lleva cinco años desaparecida
  • Yesenia, la joven que lleva cinco años desaparecida
  • Yesenia, la joven que lleva cinco años desaparecida
  • Yesenia, la joven que lleva cinco años desaparecida

No hay ningún avance en la localización de Yesenia Pascual Ramos, la joven mixteca que desapareció desde hace cinco años. Las autoridades no saben nada; además, son cambiadas constantemente, por lo que se pierde el hilo de la investigación.

Yesenia era una joven humilde, no le faltaba el respeto a nadie. Hablaba mixteco y español. Recién había concluido su carrera de ingeniería en gestión empresarial en el Instituto Tecnológico de Tlaxiaco. Sus familiares han vivido un calvario desde su desaparición; en ocasiones piensan que fue asesinada y, por lo tanto, por lo menos exigen ver sus restos.

La joven tenía 24 años al momento de su desaparición, y dentro de dos meses se cumplirán cinco años de aquel fatídico hecho.

Luego de la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, los familiares han exigido a las autoridades que esclarezcan todos los casos de desaparecidas, que den a conocer cifras reales, datos que alienten a las familias a que mínimamente tendrán acceso a la justicia.

INTERVIENE LA ONU

Érika Pascual Ramos, hermana de Yesenia, comentó que la ONU mandó una orden para que el gobierno estatal agilice la investigación y dé con el paradero de la joven mujer.

Asimismo, recalcó que su hermana “tenía muchas ganas de triunfar, de cumplir sus metas y sueños, ser una mejor persona cada día. Además, Yesenia siempre platicaba que quería viajar por toda la República Mexicana, conocer nuevas experiencias de trabajo, seguir estudiando… sin embargo, todos esos anhelos fueron truncados por gente malévola que la hizo desaparecer, tanto así que desconocemos si vive o está muerta”.

EXIGEN RESPUESTAS

Ante esta cruda realidad, la familia de Yesenia exige que si está muerta quiere saber dónde están sus restos, de esta forma sabrían que fue la inseguridad y violencia que azota al país. Y aunque no habría consuelo, podrían darle cristiana sepultura para que descance.

Y si la llegaran a encontrar viva sería la mejor noticia. A estas alturas sus familiares están dispuestos a todo, desde luego que siempre el máximo sueño es que este con viva y que regrese a su casa, con sus papas y hermanas.

REVELAN INEPTITUD EN FISCALÍAS

Ella desapareció el 12 de mayo de 2015 y, hasta el momento, no existe una sola pista de dónde pudiera estar. Cada vez que la familia va a Oaxaca ante la fiscalía, los agentes no saben nada, se les pregunta si ya localizaron algo, inclusive se tardan mucho tiempo en localizar la carpeta y la respuesta es ‘nada’. Ellos ignoran el tema y se les tiene que explicar nuevamente, ya que a cada rato cambian el personal.

Para las fiscalías es necesario que existan personas capacitadas, que conozcan el lugar donde se encuentran, y que no los cambien; al contrario, se necesita que vayan haciendo la especialización en ciertos temas como la investigación. Además se debe trabajar con ellos el tema de la honestidad, ya que el cambiarlos a cada rato genera que ellos no adquieran la experiencia en ciertas poblaciones.

Si una persona hubiera sido designada a este tema de la desaparición de Yesenia, seguramente en estos 5 años ya tuviera alguna respuesta, pero como los cambian, los nuevos pierden el hilo del tema y cuando van logrando apenas ubicarse los vuelven a cambiar. Esta es una situación que ha generado mucho atraso y que se debería aplicar una nueva política pública.

APENAS INVESTIGAN

“Cómo es posible que después de tanto tiempo de la desaparición, apenas unos fiscales llegaron a nuestro domicilio en San Juan Mixtepec a solicitar información, se les preguntó del avance y sólo dijeron que la situación es bastante complicada”, señaló la familia.

Por último, Érika subrayó “ya es mucha la desesperación de mis papás, se han imaginado lo peor, y quieren –por lo menos– saber dónde están sus restos para regalarle una oración, ya que en el mundo hay personas que también matan a la gente buena. La espera ha sido muy dura, quieren ya saber dónde está mi hermana Yesenia Pascual Ramos”.