Resguarda obras prehispánicas por su prevalencia en museo
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Resguarda obras prehispánicas por su prevalencia en museo

Don Luis Aguilar ha encontrado más de 500 piezas arqueológicas, mismas que ha acomodado en 11 vitrinas


  • Resguarda obras prehispánicas por su prevalencia en museo
  • Resguarda obras prehispánicas por su prevalencia en museo
  • Resguarda obras prehispánicas por su prevalencia en museo
  • Resguarda obras prehispánicas por su prevalencia en museo

Santa Catarina, Tayata, Tlaxiaco, Oaxaca.- Son 582 piezas pequeñas de arqueología de la cultura mixteca las que han sido resguardadas por 13 años, en la custodia de don Luis Aguilar Hernández, quien las encontró en el camino, cuando siembra, ara el campo o cuida sus borreguitos, desde estos años conserva un museo sufragado desde sus propios recursos, en su natal Santa Catarina Tayata, donde recibe a la personas con diversas pláticas y orientaciones.

A FLOR DE TIERRA

Las obras encontradas en su camino las ha ido coleccionando. Estuvo en la Ciudad de México trabajando, pero a su regreso –desde hace 13 años– las empezó a colocar sobre mesas. Nunca se dedicó a escarbar o saquear, y da a conocer que él las ha ido encontrando a flor de la tierra, más cuando está arando su terreno o anda en el campo caminando.

Todas estas obras son pequeñas o en miniatura, ¿qué habría pasado con ellas si no las hubiera coleccionado?, seguramente estuvieran regadas o ya vendidas, pero él tuvo la idea de resguardarlas y colocarlas en este pequeño museo en su hogar. En muchas ocasiones ha tenido que liderar con algunas personas y niños para que sus obras formen parte de este patrimonio y así lo han hecho.

Cuando va caminando por las veredas de los cerros y montañas de su natal Santa Catarina Tayata, encuentra las figuritas o cuentas, y estas las deposita en las vitrinas donde lucen las 580 figuras, entre ellas todas en miniatura como puntas de lanza, mujeres embarazadas, jaguares, cráneos, niños, personas mayores, cuentas, existe la colección de figuras de barro, vasijas, flechas, piedras labradas y fósiles.

Estas obras –en su mayoría– fueron encontradas en los terrenos de abajo, donde según se ubica una zona arqueológica, un lugar que se ve a los lejos bastante saqueado, a lo que don Luis dio a conocer que hace años llegaron unos gringos a la exploración, en compañía de personal del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH).

El museo resguardado por don Luis Aguilar se compone de 11 vitrinas pequeñas acondicionadas con algo de iluminación; mientras las recorremos, nos platica que todas esta figuras pequeñas la fueron encontrando él y sus familiares a lo largo de muchos años en que han vivido en esta zona donde se ubica su casa y donde tienen sus terrenos de siembras.

AVISO A LAS  AUTORIDADES DEL INAH

Desde que empezó a resguardar esta arqueología, avisó oportunamente a las autoridades correspondientes sobre estos hallazgos; sin embargo, fue hace 10 años cuando seis especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia dieron cuenta de que en este lugar existe una zona arqueológica, de la que extrajeron otras obras similares y osamenta humana que se llevaron para estudios comprometiéndose a regresarlos a la comunidad.

Entre los arqueólogos estuvieron los señores Stephen Kowaleski, Andrew Balkansky y Laura Stiver Walsh, quienes en el año 2008, dieron a conocer que esta civilización data del posclásico temprano, donde la plaza principal mide 90 metros de largo y tiene suficiente espacio para albergar a miles de personas, se localizaron tumbas con osamenta cremada, una característica que la distingue de otras culturas.

Así también, constataron que este espacio está destruido a la mitad luego de encontrar señalamientos que la empresa Uramex hizo cuando realizaba la búsqueda de uranio en tiempos del presidente Miguel Alemán, de 1948.

Así en un recorrido por la zona arqueológica a más de tres kilómetros de donde se ubica la casa del museo, constatamos que existen dos montículos que ya fueron explorados, pero que además están resguardados con hule y sobre de ellos tapados con tierra a fin de guardar la historia sobre un personaje que yace en este lugar con un gran penacho, según nos platicó don Luis.

EN ESPERA DE UN MUSEO COMUNITARIO

Mientras tanto, de las 580 obras prehispánicas, el Instituto Nacional de Antropología e Historia dio el reconocimiento a don Luis Aguilar Hernández para su custodia, quien dijo que jamás se cansará de esperar respuesta por parte de las autoridades de su pueblo para la fundación del museo, propuesta que ha entregado a varias autoridades y sólo espera que en este trienio sea considerado este proyecto a fin de generar el turismo en Santa Catarina Tayata.


 

Relacionadas: