Vigente la tradición del levantamiento de las ofrendas nuevas
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Vigente la tradición del levantamiento de las ofrendas nuevas

En Xochixtlapilco levantan las ofrendas en las casas de las personas que fallecieron de un año a la fecha

  • Vigente la tradición del levantamiento de las ofrendas nuevas
  • Vigente la tradición del levantamiento de las ofrendas nuevas
  • Vigente la tradición del levantamiento de las ofrendas nuevas

En Santa María Xochixtlapilco, agencia de Huajuapan de León, mantienen viva la tradición de levantar las ofrendas en las casas de las personas que fallecieron de un año a la fecha, a las que les llaman “ofrendas nuevas”.

Es una tradición de hace muchos años, los adultos mayores recuerdan que, desde que eran niños, participaban en esta actividad.

Consiste en que autoridades, rezanderas del pueblo y población en general, pero principalmente niños, acuden a los domicilios de los familiares de quienes fallecieron en el último año, desde el último Día de Muertos a la fecha.

Durante el día, del 2 de noviembre, el sacerdote acude a las tumbas nuevas, las bendice y hace un rezo con la familia.

Luego de la convocatoria de las autoridades para que los familiares que van a recibir a la gente se anote en una lista, en la tarde del mismo 2, se hace el recorrido en el que rezan, cantan y se llevan parte de lo que estuvo en el altar mientras la banda de la comunidad ameniza esta tradición.

Este año, fueron 11 los difuntos en Santa María Xochixtlapilco y, por ende, el mismo número de domicilios que se visitaron, informó el agente municipal, Eliasid Nery Pérez Morales.

“Estamos muy contentos de que la gente de nuestra comunidad participe, que mantenga viva esta tradición a pesar de que sabemos que es un gasto fuerte, porque participa prácticamente todo el pueblo”, señaló.

El domicilio de la señora Amalia Mendoza Ramírez fue a uno de los que acudieron, pues en diciembre falleció su esposo Epifanio Valladares García.

Ella reconoció a la autoridad por seguir fomentando esta actividad “para que la juventud vea y aprenda cómo se realizan y no deje morir estas tradiciones”.

Gustavo Valladares, su hijo, informó que para las nuevas generaciones es una tradición que sigue viva porque les tocó participar en ellas desde que recuerdan; por lo tanto, comparten con mucho cariño fruta, dulces, bebidas a quienes les acompañan.

“Dentro de toda la tristeza que nos tocó vivir con la partida de mi señor padre, hoy recibimos con mucho gusto a toda la gente porque son nuestras tradiciones, con ellas convivimos con nuestro pueblo, porque siempre estamos unidos, ya que la comunidad acompaña en todo momento importante, una muerte, un nacimiento, un evento especial, como hoy”, explicó.

 

Relacionadas: