Magisterio celebra su Guelaguetza en Nochixtlán | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Magisterio celebra su Guelaguetza en Nochixtlán

A diferencia de la primera edición en el ITO, la octava lució mejor en la región Mixteca


Magisterio celebra su Guelaguetza en Nochixtlán | El Imparcial de Oaxaca

Con el llamado a que ya no haya más muertos ni heridos para lograr mesas de negociación y la exigencia para que la Comisión Política de la Sección 22 del magisterio oaxaqueño fije su postura, se presentó el grupo de la Sierra Norte para mostrar los “sones mixes”.

A diferencia de la mayoría de delegaciones que exigieron justicia, así como castigo a los responsables de la agresión del 19 de junio de 2016 en esta comunidad mixteca, hombres y mujeres de Villa Alta, pidieron a los dirigentes congruencia y una postura firme, en el desarrollo de la octava de la Guelaguetza Magisterial y Popular.

Los representantes de la Sierra Norte en medio de los sones y jarabes, pidieron a la dirigencia gremial definir su postura frente a sus demandas al Gobierno estatal, sin arriesgar a los integrantes del movimiento como ocurrió en este pueblo.

También, a diferencia de la primera presentación celebrada en la ciudad de Oaxaca, ayer en la Unidad Deportiva de Nochixtlán hubo más brilló, alegría y júbilo de los participantes que durante varias horas llevaron su “Guelaguetza” a los asistentes.

Aunque el evento inició con casi tres horas de retraso, la gente vivió y disfrutó de una fiesta más organizada que el del 17 de este mes en el estadio del Instituto Tecnológico de Oaxaca (ITO), sin embargo, las 6 largas horas, llegaron a desesperar a algunas personas que fueron abandonando las gradas.

Eran minutos antes de las 12:00 horas, cuando el tradicional Jarabe del Valle abrió la fiesta alterna a la que se celebra en el auditorio Guelaguetza; mujeres vestidas del traje de Valles Centrales y con canastas de flores formaron la palabra “Sección 22”.

Después, Juchitán con el mensaje y saludo enviado por la alcaldesa, Gloria Sánchez López, presentó su fiesta a este sector del magisterio y organizado en Nochixtlán por el Comité de Víctimas.

También la Cuenca, cuyos cielos se visten de garzas y está rodeado de verdes campos, llevó hasta la cuna de la Canción Mixteca su “Fiesta Tabacalera”, bailado por maestros y maestras de Valle Nacional. Hombres con canastos en el hombro, mujeres con sus trajes punto de cruz, largas trenzas cargaron cántaros tradicionales de la zona.

Mientras que de la Sierra Sur y la Costa llevaron sus bailes y aunque, geográficamente son vecinos, las expresiones culturales registran diversas particularidades.

Pasaban las horas y ante el público asistente, llegaron los “sones y chilenas de Pochutla”, cuyos bailarines llegaron con sus mensajes al gobernador Alejandro Murat de que la protesta continuará en tanto no tengan respuesta a sus demandas.

“Los maestros combativos de la Sección 22, pedimos al Gobierno invertir en las escuelas no en su pinche evaluación”, dijeron entre versos los participantes.

Posturas en contra de las reformas estructurales, de la energética y de las demás que afectan los derechos de los trabajadores, se hicieron presentes.

La comunidad marginada de Cañada de Hielo, Peñoles, estuvo presente en esta Guelaguetza, con la “Danza de los chilolos”, donde los escolares que participaron robaron las palmas de los asistentes.

Y en medio de la región, la Canción Mixteca y el jarabe, pusieron de pie a los asistentes quienes honraron la grandeza de esta zona. Así durante más de cinco horas, se desarrolló la octava de la Guelaguetza Magisterial que inició en el 2006.

En el contorno de la Unidad Deportiva se instaló la vendimia correspondiente con la gastronomía de la zona, siendo el pan, la barbacoa y las empanadas lo más característico. Personas de diversas comunidades salieron a vender duraznos criollos, manzanas, entre otros frutos.


 

Relacionadas: