Persisten conflictos agrarios en la Mixteca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Persisten conflictos agrarios en la Mixteca

Llaman a priorizar el diálogo


Persisten conflictos agrarios en la Mixteca | El Imparcial de Oaxaca

Elpidio Concha Arellano, delegado de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) en Oaxaca, dijo que nueve de los 30 conflictos más graves por límites de tierra en el Estado están en la Mixteca, donde buscan coadyuvar a buscar una solución.

Apuntó que en total eran 11 conflictos de los más graves en la región, pero dos de ellos ya quedaron resueltos, mientras que con los nueve restantes van avanzando al tratarse de problemas añejos entre comunidades, lo que implica mesas de diálogo y que exista el interés de solución por las partes.

Señaló que de los nueve conflictos, algunos de ellos están en Jaltepectongo, Nochixtlán, Santa María Ixcatlán, San Miguel Huatla, Santo Domingo Yosoñama y San Juan Mixtepec, entre otros que son graves por lo que han tenido que intervenir las autoridades en las zonas de conflicto para prevenir hechos que pudieran ocurrir.

“El problema que menos tiempo tiene es de 60 años, buscar una solución lleva bastante tiempo; sin embargo, se cuenta con el apoyo del gobernador Alejandro Murat y del presidente de la República, Enrique Peña Nieto”, aseguró.

Señaló que tienen una mesa integrada con representantes de todos los sistemas agrarios de nivel federal y estatal como la Junta de Conciliación Agraria, con quienes llevan minutas de acuerdo cada mes sobre la forma en que deben de tomar cada uno de los conflictos por sus diferentes peculiaridades.

“Esto nos ha ayudado a resolver varios de los conflictos agrarios y no a través de dinero, sino a base de conciliación como se hizo en Valles Centrales. Un foco amarillo se puede convertir en rojo de inmediato por los asesinatos que ya se han suscitado en diferentes regiones, por eso debe de haber una comunicación constante”, citó.

Subrayó que en este tipo de conflictos el problema se agudiza cuando intervienen organizaciones sociales, grupos o abogados que lejos de ayudar, provocan que la situación se ponga más tensa en las zonas.

“Hay una unidad de trabajo entre el sector agrario y dependencias estatales y federales, pero cuando alguien no sede no se llegan a los acuerdos. Pedimos dialogar para buscar una solución que también coadyuvará al desarrollo de las mismas zonas”, apuntó.


 

Relacionadas: