Desastre ecológico en Tejalápam | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Desastre ecológico en Tejalápam

Pobladores reportan la muerte masiva de peces en una de las represas que se ubican en esta localidad de los Valles Centrales


Desastre ecológico en Tejalápam | El Imparcial de Oaxaca

Un verdadero desastre ecológico es lo que se vive en esta comunidad, luego de que pobladores descubrieran la muerte masiva de peces en una de las represas que se ubica en esta localidad de los Valles Centrales.

Habitantes y autoridades municipales explicaron que la muerte de los peces se reportó desde el viernes 16 de junio cuando un ciudadano se percató que decenas de peces flotaban en la orilla de la represa conocida como El Burro.

Ciudadanos que acudieron a prestar su apoyo para retirar los peces muertos señalaron que la presa tiene una antigüedad estimada de 20 años y nunca habían visto algo similar, pues el agua que alimenta la represa baja de los manantiales que existen en sus montañas.

Explicaron que en tiempos de sequía el agua que se almacena en el vaso sirve para filtrar el líquido en los pozos que se encuentran en la parte baja, así como para el ganado de los campesinos de San Felipe.

Según datos de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), alrededor de 6 mil 162 individuos (78.8 por ciento del total de la población) se encuentran en pobreza, de los cuales 3 mil 243 (41.5 por ciento) presentaban pobreza moderada y 2 mil 919 (37.3 por ciento) sufren pobreza extrema.

Primitivo Filogonio Juárez Cruz, síndico municipal, dio a conocer que fue precisamente el llamado de auxilio de uno de sus conciudadanos lo que alertó a las autoridades municipales sobre este suceso, quienes inmediatamente acudieron a inspeccionar a la represa.

“La presa es para abastecer agua en algunos pozos, se hizo con ese fin, también sirve para que los animales puedan ir a tomar agua en época de estiaje, cuando se hizo en aquel tiempo teníamos un comité de pesca, se metieron algunos peces para reproducirlos como carpas y mojarras”.

Detalló que, con el paso de los años, los peces se fueron reproduciendo y ahora desconocen cuántos pudiera haber dentro del vaso. “Aquí vienen a pescar mucha gente de los municipios conurbados y de la ciudad de Oaxaca, especialmente en la temporada de Semana Santa”.

“El pueblo es muy amigable a nadie se le prohíbe pescar, solamente ponemos algunas restricciones para evitar accidentes, el viernes nos hicieron un llamada que nos alertaron que había peces muertos, por eso inmediatamente tomamos las medidas necesarias como limpiar la orilla de la represa”.

La autoridad señala que en esa fecha el lugar quedó limpio de peces muertos, pero al día siguiente grande fue su sorpresa al ver más mojarras y carpas muertas, por lo que procedieron nuevamente a limpiar.

Tres días después, el problema aumentó con cientos de peces flotando en la orilla de la presa que tiene una extensión aproximada de dos hectáreas y que actualmente se encuentra en un 60 por ciento de su capacidad, ya que en este municipio ubicado en el valle eteco no se han registrado fuertes lluvias como en la zona conurbada de la ciudad de Oaxaca.

“El día domingo ya fueron más peces por eso mandamos a realizar la pruebas necesarias del agua y de los peces que murieron, incluso vino un biólogo a verificar la situación y su primera impresión es que en la parte baja de la represa, el agua está muy caliente y los peces no tienen oxígeno”.

El síndico dijo que las primeras valoraciones del especialista pudieran ser ciertas, pues al sumergirse para verificar la condición del agua, “se siente muy caliente en la parte de abajo”.

Por su parte, Salvador Martínez, Regidor de Policía comentó que otros de los factores pudieran ser la falta de vegetación o por la gran cantidad de lodo que su pudo haber acumulado en la parte baja.

“No descartamos nada por eso, mandamos a realizar los estudios, según el biólogo, no hay envenenamiento, puede tratarse de los efectos del cambio climático”, coincidieron las autoridades municipales.

En San Felipe, al menos el 90 por ciento de la población se dedica a la actividad del campo, las mujeres elaboran las tradicionales tlayudas para venderlas en la ciudad de Oaxaca y municipios aledaños.

Los estudios para conocer con exactitud lo que ocurrió con los peces se conocerá este martes, personal del Servicio Geológico Mexicano (SGM) se encargó de tomar las muestras pertinentes para su análisis.

Elementos de la policía municipal de San Felipe acordonaron toda la presa para evitar que el agua sea utilizada para otro fin, en lo que se conoce los estudios correspondientes.


 

Relacionadas: