Acuerdan agilizar proceso contra cabildo de Yucuita
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

Acuerdan agilizar proceso contra cabildo de Yucuita

La Comisión de Gobernación del Congreso del Estado se comprometió a darle celeridad al proceso

Acuerdan agilizar proceso  contra cabildo de Yucuita | El Imparcial de Oaxaca

Luego del bloqueo carretero que realizaran habitantes de San Juan Yucuita, para exigir la revocación de mandato en la comunidad, la Comisión de Gobernación del Congreso del Estado se comprometió a darle continuidad y celeridad al proceso.

“Sostuvimos una reunión con dicha comisión y se llegó al acuerdo de dar continuidad al proceso, no dilatarlo, y también se comprometieron a privilegiar la parcialidad, además de que se firmó la ratificación del documento que se encontraba detenido”, señaló el comité representativo del pueblo de San Juan Yucuita.

Resaltó que “en San Juan Yucuita se presentó una situación de ingobernabilidad debido a que el cabido quedó dividido y posteriormente desintegrado, resultado de las acciones cometidas por el entonces edil Gildardo Rodríguez Ramos”.

Por eso es que el pueblo decidió “ocupar pacíficamente las instalaciones de la presidencia municipal, el portal y demás oficinas gubernamentales”.

Asimismo, comenzaron a “exigir ante las autoridades competentes su destitución del cargo, fincarle responsabilidades legales por los delitos que hubiera cometido y exigir la instalación de la asamblea general en la que se pudiera nombrar un nuevo cabildo”.

Fue el 17 de septiembre del 2017 cuando en asamblea general, máximo órgano de autoridad del pueblo, se desconoció al cabildo y se nombró otro, tomándole protesta siete expresidentes municipales y entregándole la ciudadanía, el bastón de mando al presidente y síndico.

Entre otros aspectos, expusieron que “las acciones del expresidente han seguido afectando la vida del pueblo; la fiesta en honor a la Virgen de Guadalupe que celebramos en diciembre, estuvo empañada por un pequeño grupo de personas que se negaron a abrir el templo por lo que todo se realizó afuera de la iglesia”, lo que consideraron como una agresión religiosa que a la fecha continúa.