¡Cuidado con los incendios! | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Los Municipios

¡Cuidado con los incendios!

Es necesario prevenir incendios forestales para evitar muertes de personas y seres vivos, ya que se acercan los meses más drásticos de secas y debe haber atención para no perder más vegetación.


¡Cuidado con los incendios! | El Imparcial de Oaxaca
Se requiere educación para evitar los incendios.

“Los incendios forestales son peligrosos porque terminan con la vegetación, lo verde que da vida y los seres vivos, cuando los arboles van acabando las lluvias también escasean”, dio a conocer, feliz Juárez Martínez, técnico forestal.

Cualquier tipo de incendio forestal, es peligroso para la flora, fauna y seres vivos, en estos meses próximos que son los más secos, por lo que la recomendación es siempre tener las herramientas a la mano, como en azadón, palas, picos, machetes, tener algunas ropas adecuadas de algodón y no plásticos.

Los tres tipos de fuego que acaban con los bosques son, el que se da en el suelo o subsuelo, es el que se propaga por la materia orgánica en descomposición y las raíces, por lo regular se queman despacio y en combustión incandescente ante la falta de oxígeno, fuego de superficie, incendio que se propaga por el combustible que encontramos sobre el suelo, incluye la hojarasca, hierbas, arbustos y madera, el fuego de copas, va por los árboles de manera aérea, acoplado y dependiente de un fuego de superficie, avanza por las coronas de los árboles independientemente de la superficie.

Se deben cuidar nuestros ecosistemas, cuando se detecta un incendio se tiene que avisar inmediatamente a las autoridades, como bienes comunales, agrarias o municipales, para que la comunidad con orden acuda a la sofocación.

Los incendios se previenen con una buena educación, conocer la cultura del fuego, se deben tener los cuidados adecuados, no encender fogatas, en la quema de los terrenos de cultivo se deben acompañar con varias personas o de plano no hacerlo y ya no hacer las tumbas, quema y rosa, ya que estas terminan con los materiales que puede abonar la tierra.

El calor solar provoca deshidratación en las plantas, que recuperan el agua perdida del sustrato. No obstante, cuando la humedad del terreno desciende a un nivel inferior al 30 por ciento las plantas son incapaces de obtener agua del suelo, con lo que se van secando poco a poco. Este proceso provoca la emisión a la atmósfera de etileno, un compuesto químico presente en la vegetación y altamente combustible. Tiene lugar entonces un doble fenómeno: tanto las plantas como el aire que las rodea se vuelven fácilmente inflamables, con lo que el riesgo de incendio se multiplica. Y si a estas condiciones se suma la existencia de períodos de altas temperaturas y vientos fuertes o moderados, la posibilidad de que una simple chispa provoque un incendio se vuelven significativa. El fuego puede tener una influencia positiva en la Naturaleza, pues ayuda a mantener la biodiversidad.

Pero cuando se utiliza de forma irresponsable o se produce por alguna negligencia, puede convertirse en un incendio forestal de consecuencias devastadoras para el medio ambiente, incluso para la salud y seguridad de las personas.

Se calcula que las actividades humanas ocasionan el 99 por ciento de éstos incendios y sólo el resto tiene como causa fenómenos naturales como descargas eléctricas y la erupción de volcanes. De acuerdo con el promedio de los últimos años, casi la mitad de estos incendios se producen por actividades agropecuarias y de urbanización, junto con las acciones intencionadas y los descuidos de personas que no apagan bien sus cigarros o fogatas. También algunas prácticas de los cazadores furtivos y de quienes llevan a cabo cultivos ilícitos pueden causar un siniestro.


 

Relacionadas: