Registra DDHPO más de 50 agresiones a periodistas en 2017 | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Registra DDHPO más de 50 agresiones a periodistas en 2017

Los principales agresores son las autoridades estatales y municipales en Oaxaca


Registra DDHPO más de 50 agresiones a periodistas en 2017 | El Imparcial de Oaxaca

Al menos 53 agravios contra 30 periodistas en lo que va del año ha registrado la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca (DDPO), donde los principales agresores han sido autoridades estatales y municipales.
La región de Valles Centrales es la que ha registrado mayor incidencia en agresiones contra periodistas, pese a los llamados del organismo defensor para garantizar de manera plena el ejercicio de la libertad de expresión en todo el Estado.
El presidente de la DDHPO, Arturo Peimbert Calvo, advirtió como un asunto muy grave las intenciones de autoridades o particulares de acallar las voces de trabajadores de los medios de comunicación, porque a la fecha 58 por ciento de los casos habrían sido cometidos por personas desconocidas y 40 por ciento por servidores públicos de distintos niveles, entre ellos agentes policiacos (19%).
De las 53 agresiones entre enero y mayo de este año, 40 se dieron contra hombres y 13 contra mujeres, que acudieron ante la Defensoría para interponer su queja.
Peimbert Calvo señaló que lamentablemente las autoridades no siempre actúan con la celeridad necesaria cuando se sabe de periodistas que están en riesgo por su trabajo; por tal motivo, llamó a establecer mecanismos que permitan la protección urgente desde el Gobierno del estado y de las administraciones municipales, frente a situaciones que pongan en riesgo el ejercicio de la comunicación pública.
El agravio más recurrente del que son objeto son el hostigamiento con intimidación, seguimiento o vigilancia, con 34 por ciento de los casos; después siguen las amenazas (19%), amenazas de muerte (14%) y agresiones físicas o verbales 813%).
Ante ello, confió en que la Fiscalía General y el Tribunal Superior de Justicia del Estado redoblen esfuerzos y atención a la persecución y castigo a los agravios contra los comunicadores, dado que la impunidad en que permanecen dichos agravios es un aliciente para los agresores.


 

Relacionadas: