EL IMPARCIAL, testigo del proceso estructural y de modernidad en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

EL IMPARCIAL, testigo del proceso estructural y de modernidad en Oaxaca

“Ha informado de manera oportuna a la ciudadanía, en la transformación de los lugares simbólicos como lo es el Cerro del Fortín”: Chávez Romero


EL IMPARCIAL, testigo del proceso estructural y de modernidad en Oaxaca | El Imparcial de Oaxaca

Como todos aquellos grandes escritores y cronistas que han mostrado el proceso de desarrollo de Oaxaca, así define Miguel Ángel Chávez Romero, la historia del Diario EL IMPARCIAL que durante 66 años ha sido testigo del proceso estructural y modernidad del estado.

“Desde los lejanos tiempos de su fundación hasta nuestros días, EL IMPARCIAL ha informado de manera oportuna a la ciudadanía, en la transformación de los lugares simbólicos de Oaxaca como lo es el Cerro del Fortín, no solamente dio a conocer las obras sin también exhibió en todo momento las irregularidades cometidas”.

A raíz de la fundación del periódico en noviembre de 1951, siguieron acontecimientos importantes en el ámbito turístico donde se realizaron cambios en la infraestructura de vialidades, la central camionera y el Cerro del Fortín.

En el Cerro del Fortín, considerado como un sitio simbólico comenzó su modificación entre los años de 1943 hasta en 1951 cuando se construyó la Carretera Panamericana, lo que impulsó el desarrollo económico en la entidad.

Con el aumento en la demanda de visitantes, en 1970, el entonces gobernador, Víctor Bravo Ahuja decidió apuntalar al Estado de Oaxaca como un destino turístico mediante un proyecto ambicioso, el cual comprendió la edificación del Auditorio Guelaguetza, el Periférico, la Central Camionera de Segunda Clase, Central de Abasto “Margarita Maza de Juárez”, entre otras obras.

Al dejar la gubernatura, las obras las retomó su sucesor, Fernando Gómez Sandoval y fue durante 1974, cuando se concluyeron con la mayoría de éstas, entre las cuales se encuentran el Auditorio Guelaguetza y la Central Camionera de Segunda Clase.

En 2006, el Gobierno del Estado emprendió otro proyecto de modernización que incluyó la ampliación a cuatro carriles de la Carretera Panamericana, dicha obra afectó áreas verdes pero contribuyó en la movilidad urbana para desahogar el tráfico vehicular en el Centro Histórico de la ciudad capital.

En 2009, inició la colocación de la Velaria en el Auditorio Guelaguetza, mientras que en 2016 se llevó a cabo otro proyecto de rehabilitación integral que consistió en el mejoramiento de las gradas del Auditorio.

Así como la edificación de un estacionamiento que generó la inconformidad generalizada de los ciudadanos; también se habilitó un puente peatonal, parques y la remodelación de las escaleras del Fortín.

La recopilación de la historia de Oaxaca lo encontramos en los archivos vivos del periódico EL IMPARCIAL, donde han pasado las plumas de grandes personajes como el maestro Rubén Vasconcelos, expuso Chávez Romero.

“En las páginas de este gran diario se encuentran los antecedentes de la transformación, planeación y composición urbana de grandes espacios, algunos basados en el ingenio constructivo y riqueza formal en lo arquitectónico”, apuntó.


 

Relacionadas: