Habitantes de San Sebastián Tutla temen por inseguridad | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

Especiales

Habitantes de San Sebastián Tutla temen por inseguridad

Vecinos de la unidad habitacional exigen a las autoridades de San Sebastián Tutla tomar cartas en el asunto


  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad
  • Habitantes  de San Sebastián Tutla temen por inseguridad

Habitantes del fraccionamiento El Rosario, municipio de San Sebastián Tutla, dieron a conocer la inseguridad que se vive en esta zona, donde a todas horas del día proliferan los robos y asaltos, así como el robo al interior de los vehículos.

De acuerdo con los mismos habitantes del lugar, quienes se niegan a dar a conocer sus nombres, dijeron que a eso se suma las bandas de jóvenes identificados como “cholos” que pintarrajean las bardas de los domicilios.

En muchas ocasiones, expresaron, los grupos de jóvenes se reúnen en lugares específicos para consumir bebidas embriagantes o algún otro tipo de enervante, lo que hace más peligrosa la zona para las mujeres y niños que caminan solos.

Viven en tinieblas

Habitantes dijeron que la inseguridad y la falta de servicios básicos en los últimos días se han incrementado, por lo que demandan una mayor vigilancia de la policía, así como un mejor servicio del suministro del agua potable.

Federico López corroboró que la inseguridad reina en todas partes, en la mayoría de las calles del fraccionamiento en las noches escasea el alumbrado público. A parte existen muchos árboles y arbustos que facilitan las actividades de los delincuentes.

“Hace poco los amantes de lo ajeno abrieron mi automóvil y se llevaron el autoestéreo, al igual que dos bocitas y un búfer, que quizá no tenga mucho valor, pero eso demuestra que los delincuentes agarran todo lo que encuentran a su paso”, subrayó.

ADVIERTEN A DELINCUENTES

Ante la falta de vigilancia de la Policía del Municipio de San Sebastián Tutla, en diversas calles de este asentamiento humano, los vecinos han colocado grandes lonas en donde advierten a los delincuentes que los están vigilando para evitar que cometan sus pillerías.

Se presume —dijeron vecinos— que los delincuentes quienes cometen los asaltos, robos y todo tipo de delitos, son individuos que llegan de otras comunidades; sin embargo, no descartaron que uno que otro tenga su domicilio en la misma zona.

Hay que recordar, expresaron, que en este lugar se han cometido varios asesinatos. Asimismo, la policía en reiteradas ocasiones ha detenido a delincuentes, por lo que a cada rato se sabe que los jovencitos que van a las escuelas donde son despojados de sus teléfonos celulares, entre otras pertenencias de valor.

ABANDONAN MÓDULOS

En el Infonavit El Rosario sobre la calle de Salina Cruz a un costado del Mercado Luis Donaldo Colosio, durante muchos años, comentó don Julio, existió un módulo de seguridad que era utilizado por la Policía del Estado; sin embargo, largo tiempo fue abandonado por la corporación.

Locatarios de la zona comercial explicaron que en los últimos días este lugar fue rehabilitado por las autoridades municipales de San Sebastián Tutla, con el fin de instalar un Módulo de Atención y Administración Municipal, además de la Policía Municipal; sin embargo, aún no funciona.

Por otro lado, el segundo módulo de seguridad que se encontraba ubicado en el Infonavit del Rosario IVO dejó de funcionar luego de que varios elementos de esta corporación fueron acribillados a balazos, por lo que se convirtió en la oficina de un despachador de autobuses del servicio urbano.

ADVIERTEN OMISIÓN

Cantidad de habitantes del fraccionamiento se quejan por el incremento de la delincuencia; sin embargo, dijeron que a pesar de que han manifestado su inconformidad por diversos medios no hacen caso, de ahí que la gente quiera hacer justicia por su propia mano, como sucedió el pasado sábado.

Lorena Santibáñez indicó que de manera constante han estado dando a conocer a las autoridades correspondientes el alza de los robos, entre algunos otros tipos de delitos, incluidos contra la salud; sin embargo, nadie hasta el momento ha hecho caso.

Muchos de los habitantes temen por su seguridad. En algunas tiendas los propietarios han colocado rejas metálicas para evitar los robos que han venido sufriendo, “lo malo es que cuando se detiene a un ladrón se le avisa a la policía y no viene, entonces pasa bastante tiempo y la gente al final, se encabrona”.

EXIGEN ATENCIÓN

No se pueda vivir con tranquilidad en el fraccionamiento, en este lugar habitan miles de personas que trabajan de día y descansan de noche, por lo que sus domicilios están solos la mayor parte del día, asentó Cristina Juárez.

Hace falta una mayor presencia de los cuerpos de seguridad pública. Asimismo, que se lleven a cabo recorridos constantes de vigilancia en las 6 etapas, además que se rehabiliten las calles que se encuentra “para llorar”.

En la mayor parte de las calles el arroyo vehicular de concreto hidráulico se encuentra semi destruido, por lo que con las lluvias se empiezan a conformar grandes lodazales que representan riesgo para los transeúntes, automóviles y camiones.


 

Relacionadas: