Recurre Huayápam a “celda de emergencia” ante crisis de basura - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Recurre Huayápam a “celda de emergencia” ante crisis de basura

El área habilitada se usará durante seis meses, aunque se espera que el tiempo de utilidad sea más si se reduce la generación de residuos inorgánicos


Recurre Huayápam a “celda de emergencia” ante crisis de basura | El Imparcial de Oaxaca
Foto: Captura de video

Aunque la comunidad se ha caracterizado por ser una de las más avanzadas en la separación y manejo de sus residuos, San Andrés Huayápam ha tenido que recurrir a una celda de emergencia para depositar los residuos inorgánicos de su población.

Este fin de semana, las autoridades municipales informaron de la habilitación de la celda en una zona de su jurisdicción, en donde se pretende llevar los desechos inorgánicos no aprovechables durante los próximos seis meses, sin embargo, se espera extender su vida útil por más tiempo, siempre y cuando sus habitantes reduzcan la generación de este tipo de residuos.

Desde julio, cuando se le negó el acceso al ya clausurado relleno de Zaachila, Huayápam también ha sufrido por la crisis de la basura. Ubicado en la región Valles Centrales del estado, el municipio es uno los más de 25 que dependían del tiradero ubicado en la agencia Vicente Guerrero, Villa de Zaachila.

Nicolás Pacheco Santiago, presidente municipal de San Andrés Huayápam, informó que se inició la operación de la celda de emergencia para los residuos de la población, por lo que apeló a la concientización y colaboración de la población. “Si le damos un buen uso (a la celda) nos puede durar mucho tiempo”, apuntó el concejal en un video informativo.

El regidor de salud, Ezequiel Santiago López, invitó a la población para realizar la separación adecuada de los residuos sólidos, pues en tanto estos sean menos, la celda de emergencia tendrá un mayor tiempo de vida.

En Huayápam, habitan poco más de 6 mil 200 habitantes, cuyos desechos inorgánicos terminaban principalmente en el tiradero de Zaachila. Los orgánicos se han trabajado en composta incluso antes del cierre del tiradero, mientras que los inorgánicos reciclables han tenido otros destinos.

Hasta antes del cierre del basurero para este municipio, eran cerca de 14 toneladas (dos camiones compactadores) las que se depositaban semanalmente en el relleno, explicó el regidor de salud. Por eso el impacto de la decisión de colonos de Zaachila fue fuerte.

Aunque tras ellos se reforzó en la comunidad la separación y reducción de desechos. Hasta septiembre, el concejal señaló que este volumen se redujo a la mitad, es decir, a unas siete toneladas semanales (o el equivalente a un camión).

Son estos residuos “no valorizados” (inorgánicos que no se reciclan) los que terminan en esta celda.


 

Relacionadas: