Plaga de barrenador amenaza a nuevo guamúchil del zócalo - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Plaga de barrenador amenaza a nuevo guamúchil del zócalo

Cumple dos meses; adaptación está en su “momento crítico” para el ejemplar plantado el 29 de julio


Plaga de barrenador amenaza a nuevo guamúchil del zócalo | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Jesús Santiago / El guamúchil está sometido a un profundo estrés

La plaga del gusano barrenador amenaza la sobrevivencia del guamúchil plantado en el zócalo de la ciudad de Oaxaca por el municipio. El ejemplar que fue elegido para sustituir al emblemático laurel de 130 años vive uno de sus momentos más críticos a casi dos meses de su colocación en la jardinera.

Se espera que con un tratamiento orgánico el ejemplar muestre mejoría en los próximos 30 días, explicó Elsa Ortiz Rodríguez, secretaria de Medio Ambiente y Cambio Climático.

El guamúchil fue plantado la mañana del 29 de julio, en el lugar donde el laurel dio cobijo a los conciertos dominicales y tardes danzón. El presidente municipal, Francisco Martínez Neri, aseguró que lo cuidarían y viviría por mucho tiempo.

Pero a dos meses de ello, el guamúchil se muestra bajo un grave estrés, a pesar de la nutrición y revisión realizados. El tiempo de adaptación que se le estimó era de tres meses, pero al menos desde finales de agosto ya contaba con afectaciones.

Aunque entonces sus ramas tenían algunas hojas nuevas, casi la totalidad de ellas estaban secas. Esto era normal y esperado, según explicó en su momento personal del municipio.

 

La adaptación del ejemplar está en fase crítica

 

El 25 de agosto, la secretaría de medio ambiente ya reconocía la presencia de una plaga u hongo, pero todavía quedaba identificar cuál era y el tratamiento a seguir. Este fin de semana, el municipio informó de la presencia del gusano barrenador y del tratamiento a seguir. Sin embargo, señaló que la plaga se había encontrado hace una semana.

Víctor Velasco, arborista certificado por la Sociedad Internacional de Arboricultura, explicó que los árboles trasplantados, como el caso del guamúchil, tienden a sufrir un proceso de adaptación a su nuevo espacio. Y que dependiendo de la especie puede ser lenta o rápida.

Sin embargo, “al guamúchil le ha costado mucho trabajo poderse establecer en el nuevo sitio” y como árbol trasplantado ha sido más susceptible a una plaga o enfermedad, ahondó el especialista.

Por ahora, se espera que el guamúchil responda al tratamiento durante los próximos 30 días.


 

Relacionadas: