Encierro San Agustín, a tope; rematan más de 1,400 unidades - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Encierro San Agustín, a tope; rematan más de 1,400 unidades

El municipio de Oaxaca de Juárez, al que pertenece el corralón, busca enajenar a su favor los vehículos


Encierro San Agustín, a tope; rematan más de 1,400 unidades | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / La acumulación de sustancias y combustibles convierten al corralón en una bomba de tiempo

Desde hace al menos tres años, en el encierro de San Agustín, que opera el municipio de Oaxaca de Juárez, se mantiene al tope de su capacidad. A este, uno de los dos corralones que tiene la capital, han ido a parar más de 1 mil 400 vehículos de motor por diversas causas, ya sea por ser parte de un hecho de tránsito, haber sido abandonados en la vía pública, por estar sujetos a otro proceso judicial o por alguna falta administrativa.

Conforman la flotilla abandonada autos y camionetas particulares, pasando por motocicletas y unidades que operaban como taxis colectivos hasta patrullas que fueron parte de la policía metropolitana y la ahora Secretaría de Seguridad Ciudadana Triciclos, bicicletas, mototaxis, un carrito de hot dogs e incluso una carreta de carga se suman a los cientos de vehículos que pronto serán puestos en remate, luego de que el municipio inicie los procesos de declaración de abandono de los mismos y los enajene a su favor.

El pasado 4 de agosto, el cabildo aprobó declarar en abandono, determinar sus destinos y enajenar a su favor todos los vehículos de los dos encierros municipales que, de acuerdo con el artículo 21 de la Ley de encierros y depósitos del estado, sean susceptibles de ello. En este caso, los que rebasen los dos años de permanencia en el encierro. De acuerdo con el regidor de Protección Civil y Zona Metropolitana, Juan Rafael Rosas Herrera, quien hizo la propuesta, esta obedece al hacinamiento en los encierros, así como los riesgos en materia de protección civil y medio ambiental.

En los siete meses de la actual administración, solo una unidad fue liberada del encierro que se ubica en la carretera a San Agustín Etla, y que tiene como antecedente el que operó en terrenos de Santa María Atzompa.

Desde 2014, cuando fue abierto el corralón, y hasta 2018 o 2019 (años en que aún se permitió el ingreso de las últimas unidades), los más de 1 mil 400 vehículos que permanecen en él, principalmente de particulares, no han sido reclamados por sus propietarios. Prácticamente todos han rebasado su valor comercial e incluso de pensión, por lo que el ayuntamiento se plantea declararlos en abandono para enajenarlos a su favor.

Es decir, para rematarlos por lotes, explica el director de Movilidad, Fidel Vásquez Vargas, sobre la manera en que se pretende liberar el espacio y no usarlo más. Y es que refiere que así como fueron abandonados los vehículos, una gran parte de sus propietarios no pagaron las multas correspondientes en el caso de los que están por alguna falta de tránsito.

 

El hacinamiento obliga al municipio a desfogar vehículos abandonados en el corralón

 

El encierro Primavera

 

En el caso del encierro Primavera, el funcionario señala que en otros años se han desalojado y puesto en remate lotes de vehículos que habían quedado ahí desde el 2018, por lo que solo quedan pendientes de ser retirados algunos ya adquiridos tras el proceso correspondiente.

En el Primavera ya se liberó el espacio en casi un 80 por ciento”, cuenta Vásquez, quien detalla que en esta administración se han ingresado 1 mil 120 vehículos, pero también se han librado 960, y por lo cual hay espacio para ingreso de unidades.

Sin embargo, en el caso del encierro San Agustín, esta será la primera ocasión en que se declaren en abandono y se enajenen los vehículos a favor del municipio, que es el que paga la renta del terreno.

Un vehículo que entra al encierro, si no lo liberas luego, al año ya debes como 40 mil pesos”, apunta Vásquez respecto a unidades para las que pasados los 15 días de “tolerancia” (en los que el resguardo se cobra en 250 pesos, aproximadamente), empieza a cobrarse el concepto de pensión por día, que puede ser de 50 o 70 para autos; o 120 pesos para unidades de mayor tamaño. Cerca de 50 pesos, en el caso de motocicletas.

Algunos vehículos tienen un valor de 30 mil pesos o que, por un hecho de tránsito están en malas condiciones y valen 20 o 25 mil pesos, estima Vásquez. Pero al haber estado en este encierro por mucho tiempo, el monto de pensión para liberarlos rebasa los 100 mil pesos. Y a ello se suman otros conceptos como el arrastre (que efectúa una empresa particular) y demás que se tengan pendientes o se requieran.

En el San Agustín permanecen también algunas unidades de recolección de basura del municipio, pero se encuentran en resguardo, aclara el funcionario.

Esta sería la primera vez que en el encierro se haría el proceso de declaración de abandono, apunta Vásquez. Se prevé que sea en este año cuando el encierro sea liberado.

 

El hacinamiento obliga al municipio a desfogar vehículos abandonados en el corralón

 

UNIDADES ABANDONADAS

 

  • 692 autos y camionetas
  • 642 motocicletas
  • 28 bicicletas
  • 3 triciclos
  • 1 carrito de hot dogs
  • 1 carreta de carga
  • 70 unidades de la Secretaría de Seguridad Ciudadana dadas de baja del patrimonio

 

¿Cómo liberar un vehículo?

 

Para que un vehículo sea liberado del encierro municipal se sigue un proceso ante la Dirección de Movilidad para acreditar la propiedad del mismo (por ejemplo con una factura), además de una identificación oficial y otros documentos, además de presentar pagos de tenencia. Al acreditar la propiedad, y tras verificar que no sea una unidad con reporte de robo, esta puede ser liberada. Para ello se tendrá que pagar la infracción correspondiente, el de arrastre de grúa y de pensión.

Si tiene reporte de robo, una unidad que haya entrado por falta administrativa, se pone a disposición de la Fiscalía. Solo cuando el legítimo propietario acuda a esta instancia y acredite su posesión podrá iniciarse la liberación, previa orden de la fiscalía.


 

Relacionadas: