Vuelve verbena al Auditorio Guelaguetza - El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Vuelve verbena al Auditorio Guelaguetza

El ayuntamiento aprobó 126 permisos temporales, sin embargo, algunos artesanos y comerciantes se han instalado solo con acuerdos de palabra


Vuelve verbena al Auditorio Guelaguetza | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / Desde este fin de semana se instalaron los puestos de antojitos en el auditorio

Con la reanudación del espectáculo de “Donají… La Leyenda” y de los programas del “Lunes del Cerro”, las escaleras y alrededores del auditorio Guelaguetza se han poblado nuevamente con puestos semifijos y vendedores ambulantes. Lo que cada año, hasta 2019, era una costumbre al margen del reglamento de la actividad comercial en vía pública, tuvo ahora el aval del ayuntamiento capitalino.

En otras zonas de la ciudad, las festividades de la Virgen del Carmen y las fiestas de Guelaguetza han sido motivo para la instalación de cientos de puestos. Ahora lo es también el Cerro de Fortín, que reúne nuevamente a las verbenas en donde se expenden bebidas, antojitos y dulces regionales, artesanías y todo tipo de productos para quienes acuden a ver las representaciones de estas fechas. Incluso, se observa una caseta del gobierno estatal con productos del llamado Mercado Guelaguetza.

Aunque en una reciente sesión se aprobaron 59 nuevos permisos temporales para esta zona de la ciudad, la jefatura de inspectores detalló que a la fecha son ya 126 los permisos temporales para los días 24, 25 y 31 de julio, así como para el 1 de agosto.

Valerio López Aguilar, jefe de la unidad de inspectores del ayuntamiento, detalló que entre los 126 permisos temporales para estas fiestas 80 corresponden a vendedores ambulantes. El resto es para la colocación de puestos semifijos.

En ambos casos, explicó que los permisos otorgados se dialogaron también con vecinos de la zona, especialmente de la colonia Azucenas, a fin de tener su anuencia.

Pero la cifra autorizada por el cabildo es menor a la de los puestos que se colocaron, reconoció el funcionario. Y es que detalló que en varios casos los vendedores (principalmente artesanos) se colocaron con el permiso de los vecinos. Esto al ser vendedores que por costumbre se han instalado en años previos en las escaleras del Fortín.

 

 

Inspectores municipales revisan espacios de puestos en Cerro del Fortín

 

 

Hay muchas personas que por años han venido a vender y se colocan en las escaleras del Fortín. No tenemos sus nombres, pero sus espacios están reservados porque los vecinos los conocen, los ubican y son testigos de que año con año ocupan esos espacios”.

Como inspectores, añadió que siempre tienen que estar revisando la operación de todos los puestos y vendedores para que acaten lo acordado entre autoridades, vecinos y ellos. Por ejemplo, que los puestos en torno al monumento a Benito Juárez solo laboren este y el próximo lunes.

Que se respeten las medidas de los puestos, giros y otros aspectos son temas a revisar, apuntó el representante. Del cuerpo de inspectores, que se cuentan en 50 en la Dirección de Gobierno, señala que ante la magnitud de la actividad comercial, temporal y permanente, se ve rebasado, pues además de estas fiestas tienen que revisar los puestos en los mercados tradicionales, la Central de Abasto y vía pública.

Aunque en este año se estima que se autorizaron más de 500 permisos temporales en diversas fechas y áreas de la ciudad, la relación con comerciantes sigue siendo un tema complejo. En algunos casos porque no siempre respetan los acuerdos o porque los comerciantes piden mayor holgura. Asimismo, porque a pesar de que se señala que los permisos deben buscarse en lo individual, aún inciden algunas organizaciones.

Margarita Avendaño, presidenta de la Unión de productores, introductores y tianguistas Miguel Hidalgo, se encontraba este domingo pugnando por espacios para sus agremiados en torno al auditorio. Aunque para operar tuvieron que ceñirse a los dictámenes de la autoridad municipal, aún hay aspectos que considera desconoce el ayuntamiento.

Nos dijeron que hay reglas, pero al final llegamos a un acuerdo y van a trabajar nuestros agremiados. Tenemos que obedecer y acatar algunas órdenes; claro que también nos oponemos, pero al final dialogamos y llegamos a acuerdos”.


 

Relacionadas: