Adiós al centro de transferencia, afirman vecinos de Jalatlaco | El Imparcial de Oaxaca
Oaxaca
La Capital Los Municipios
El Imparcial del Istmo El Imparcial de la Costa El Imparcial de la Cuenca
Nacional Internacional Súper Deportivo Especiales Economía Estilo Arte y Cultura En Escena Salud Ecología Ciencia Tecnología Viral Policiaca Opinión

La Capital

Adiós al centro de transferencia, afirman vecinos de Jalatlaco

Confían en que el edil morenista cumpla su palabra


Adiós al centro de transferencia, afirman vecinos de Jalatlaco | El Imparcial de Oaxaca
Fotos: Adrián Gaytán / Se utilizó por muchos años como basurero provisional

Vecinos de la tercera privada de Murguía revelaron que en próximas fechas dejará de operar el centro de transferencia, luego de que le dieran un ultimátum a la autoridad municipal.

A decir de Isabel Altamirano, habitante de la zona, durante más de dos décadas han tenido que soportar todo tipo de fauna nociva en las inmediaciones del sitio habilitado por el municipio capitalino para el acopio de desechos orgánicos e inorgánicos.

Sostiene que lejos de fungir como centro de transferencia se utilizó por muchos años como basurero provisional y eso ha generado contaminación y problemas a la salud de los habitantes.

No obstante, reconoce que cansados de la misma situación, la cual no había sido atendida por los anteriores presidentes municipales y quienes sólo daban largas a la problemática decidieron organizarse y poner un alto al abuso.

Expone que a la protesta se han unido la mayor parte de pobladores de la zona aledaña al inmueble ubicado en la tercera privada de Murguía esquina Calzada de la República, dado que son muchos los problemas que genera.

Sin embargo explica que hay un compromiso por parte del presidente municipal de la ciudad de Oaxaca, de extracción morenista, Francisco Martínez Neri, para cancelar dicho centro de transferencia de desechos.

 

En el lugar también se guardan los carritos de los trabajadores de limpia

 

Sabemos que ya hay una indicación por parte del edil, para que se limpie el lugar y deje de funcionar, por eso no nos hemos movilizado, vamos a esperar esta semana”, dice.

La también comerciante detalla que no hay calma en la zona aledaña dado que los trabajadores comienzan con sus labores desde la una de la mañana y hasta las seis de la mañana dejan de pasar con sus carros recolectores.

Admite que aún es zona habitacional y la demanda de los habitantes es un poco de calma y unas calles limpias, alejadas de las ratas, cucarachas y demás fauna que atrae la basura orgánica e inorgánica.

Con este calor y luego las lluvias esto se convierte en algo insoportable por los olores y el vapor que se despide, derivado de los desechos acumulados en ese inmueble bajo la administración municipal, añade.

Incluso dice comprender a los vecinos de la calle de la Trinidad de las Huertas, que se oponen al cambio del centro de transferencia a la calle de Colón, dado que traería contaminación y muchos problemas ambientales.


 

Relacionadas: